Instinto en la selva

El de Diego Llorente por la Real Sociedad es un fichaje de los que no necesitan mucha explicación: la primera adquisición veraniega del club txuri-urdin aborda el plano futbolístico y el holístico, dado que el club no tiene −por ahora- piel de competir por igual en tres competiciones tan estrictas como La Liga, la Europa League y, de afrontarla como este último año, también la Copa. La 2017-18 aguarda tramos de competición sin recuperación, partidos cada 2-3 días en los que la capacidad de cosechar resultados positivos estará por encima de sus jugadores, siendo la labor en verano el factor diferencial que defina la (ir)regularidad del equipo. Por eso la figura de Llorente se antojaba tan necesaria, incluso para una línea defensiva que el año pasado se alzó como la más contundente y estable de todas.

Sigue leyendo

Día 71. Celta-Real Sociedad (2-2): épica en la oscuridad

En el mes de mayo comienza el recuento de puntos; los equipos ultiman sus posibilidades y los aficionados descubren dónde queda la expectativa que elucubraron a principios de temporada. Mayo es tiempo de justicia: es cuando la regularidad ubica a cada uno en el puesto que más o menos merece (el fútbol concede excepciones, demasiadas respecto a otros deportes, y por eso nos encanta. Sin embargo, mayo no es tiempo de ser regular. Son días donde el cómo pasa al segundo plano. Porque aunque la identidad sea importante, no existe mejor planteamiento que la victoria.

Sigue leyendo