Adnan sin cordón umbilical

“Es una pena que no demostrara el deseo y la actitud necesaria para progresar a su edad. […] Sentí que nunca estuvo completamente con nosotros, una parte de él siempre se quedó en Manchester y lo comparaba todo con el United […] No fuimos capaces de ayudarle a quitarse eso de encima.” Thomas Tuchel (Fuente: Bild)

Adnan Januzaj ya no está en Manchester. Por muy obvio que parezca, la combinación de esas siete palabras manifiesta el primer punto y aparte en la carrera de un jugador que desde 2014 no existe. Nos mostró su talento a la misma velocidad que lo escondió, comparable a la fugaz estancia de su tutor David Moyes en Old Trafford.

En aquella 2013-14 la triste mirada del United, que tras el legado de Sir Alex entró en una predecible dinámica decreciente, encontró consuelo en un belga que recién había superado la mayoría de edad, aunque su rostro dijera lo contrario. La luz de Adnan nació paradójicamente en el Stadium of Light (Sunderland), tras una actuación que cruzó las fronteras; con 18 años acababa de levantar un 1-0 jugando en un equipo impreciso, desquiciado, pero también con historia y alma de coloso. A partir de su gran aparición en escena Moyes comenzó a otorgarle responsabilidad, primero en el carril izquierdo y después en el derecho. Hasta ese punto de su vida, el recorrido de Januzaj estaba posicionalmente indefinido: delantero con (Van Persie/Chicharito) y sin acompañante (en sus inicios en el Manchester Sub-21), extremo en las dos bandas y mediapunta (durante la gira asiática de 2013) habían sido las funciones de un jugador que necesita(ba) definirse.

Januzaj fue al United de Moyes lo que Marcus Rashford significó en la era de Van Gaal. Una euforia inicial en la que se intuía una gran historia, puesto que su tendencia a ocupar posiciones interiores abría un abanico de posibilidades: la del jugador total. Su predilección por encontrar situaciones de uno contra uno (gran capacidad de atraer rivales y soltar el balón en el momento indicado), buscar la pared, el balón parado (muy buen lanzador), arrancar desde la línea de cal acompañada por pases finales medidos con regla… poseía recursos que, debido a su fecha de nacimiento, podrían haberse redondeado con paso del tiempo.

Y sin embargo, desde entonces y hasta hoy, su fútbol pocas etapas más ha superado; es prácticamente el mismo futbolista de 2013 pero sin minutos de competición, sin goles en su haber (aunque su técnica de disparo no me parece ni mucho menos mala, he de confesar) y con un saco de malos tragos sobre sus hombros (algo no necesariamente negativo si, después de todo, ha sacado en claro que para ser una estrella primero tendrá que abandonar la Tierra). El juicio precipitado, la expectativa y las malas decisiones fracturaron a un jugador que ahora la Real Sociedad pretende recuperar creando un entorno donde pueda cicatrizar su pasado. Y sobre todo, reformatear su cabeza.

Porque por encima de todo, disposición y disciplina serán indispensables para calar en Donosti. Suena sensato considerar que el rendimiento de Januzaj tiene lazos de unión con su personalidad. Dos de los mejores educadores futbolísticos (Tuchel y Van Gaal) y el hombre que apostó por él (Moyes) hasta en dos ocasiones (Manchester y Sunderland) perdieron (y hasta abandonaron en el caso del técnico del Borussia Dortmund) el reto de recuperar su mejor versión.

“Creo en el talento de Adnan Januzaj […] Dije en agosto que sería muy difícil jugar partidos en Dortmund y desgraciadamente tuve razón.” Louis Van Gaal

En clave Real Sociedad, el primer y principal contraste con el que el nuevo fichaje txuri-urdin se va a encontrar es que las nuevas situaciones de peligro nada o poco tendrán que ver con la competición (Premier League) que elevó su figura a la máxima escala. En Inglaterra brillaba cuando llegaba en carrera y atacaba el espacio. Sus asociaciones consistían en el “toco y me voy” (tiene muy integrada la pared) que en La Liga difícilmente podrá encontrar. Ahora, debido al estilo que Eusebio pregona y a los entresijos de la propia liga, le esperarán mucho más a menudo y mejor, los espacios se reducirán por completo, y en general el nivel colectivo exigirán lo máximo de un jugador que, con el mismo arco y flechas de sus inicios, prácticamente empieza de cero.

Media de dribblings de los tres mejores regateadores de la Real Sociedad:

1º Carlos Vela: 1,7 por partido

2º Odriozola: 1,2 p.p

3º Yuri: 1 p.p. 

Un aspecto en su favor es que para alguien como él, amante de la finta, el amago y el regate (rasgos que hasta ahora nada han tenido que ver con la parcela ofensiva del conjunto de Sacristán) la bravura la trae consigo. Su media regateadora en las que teóricamente han sido sus dos mejores temporadas es netamente superior (1,9 regates por partido en la 2013-14 con el ManU, y 2,2 el año pasado con el Sunderland) a la de los mejores especialistas de la Real. Esto le convierte en un perfil que actualmente no existe en la plantilla realista, máxime cuando en muchos momentos durante la pasada temporada tuvieron que ser los laterales, y no los extremos, el elemento diferenciador en la última parte del campo. Dicho de otra forma, si la Real consigue desarrollar mecanismos que planten a Januzaj en situaciones favorables, el belga no necesitará de guías que le acompañen al final del camino. Los metros finales es su hábitat.

“Adnan es desequilibrio, creatividad y cuando decidimos incorporar a un jugador en esas posibles posiciones que va a ocupar Januzaj, dentro de su polivalencia, buscábamos que esté en concordancia con lo que el míster quiere proponer. Un jugador creativo, inteligente y que tenga capacidad de en el último tercio del campo ser desequilibrante.” Loren

Por lo tanto son otras exigencias (movimiento sin el esférico, precisión en los contactos con el mismo, toma de decisiones a mayor velocidad, sacrificio post-perdida de posesión…) las que se esperan aparezcan en su nueva etapa. Entre ellas, como comentaba anteriormente, algunas que escapan a lo futbolístico, porque el ex jugador del United es precisamente eso, un ex. Ya no hay cordón umbilical que vincule su presente con algo que no sea blanquiazul; la gloria o la decepción se quedarán dentro de la frontera guipuzcoana. Y la Real ha pagado muy fuerte para solo conozcer lo primero.

Para terminar, si queremos entender mejor qué y quién ha llegado a Donosti, Irati Prat (Bélgica es su primer apellido) nos comparte sus sensaciones de la siguiente manera:

“Cuando descubrí a Adnan Januzaj, el bueno de Sir Alex Ferguson todavía entrenaba al Manchester United. Aquel chico delgadito recién había sido nombrado mejor jugador de las categorías inferiores del conjunto inglés, y era uno de los caprichos del mítico entrenador escocés. Debutó muy joven con el primer equipo del Manchester United y pronto protagonizó todas las portadas de los tabloides británicos. Todos querían saber sus orígenes, su fútbol, incluso su futuro… Y el prospecto de estrella se completó con su convocatoria para el Mundial de Brasil defendiendo los colores de Bélgica. No había quién pensara que aquel chaval no acabaría en astro mundial.

Sin embargo, todo se torció. Se quedó sin confianza y las cesiones a Borussia Dortmund y Sunderland no salieron bien. Ya no contaba para el Manchester United y no se adaptaba a los equipos donde recalaba. He ahí donde se encuentra mi recelo en que la Real Sociedad haya pagado cerca de diez millones de euros por él. No cabe duda de su talento, de su técnica y de las ideas futbolísticas que maneja, impropias de un jugador de su edad. Pero dos años de estancamiento y a su edad… resulta complicado. En San Sebastián necesitará confianza, minutos y buenos partidos. Que la Real Sociedad repita la operación salvamento que llevó a cabo con Carlos Vela años atrás.

Él mismo ha confesado en su presentación que le encanta el estilo de juego de la liga española y cree que se adaptará sin problema. Necesita tocar balón y sentirse protagonista, no quedarse aparcado en la banda esperando un balón perdido para que encare y salve la jugada. Es un futbolista de juego colectivo y regate, sí, pero tras jugada.” 

2 comentarios en “Adnan sin cordón umbilical

  1. Pingback: Instinto en la selva | La mano de David

  2. Pingback: WordPress | Instinto en la selva

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s