Día 69. Sevilla-Real Sociedad (1-1): puntuar según lo no planeado

“La inclusión de Bautista puede condicionar el que nosotros cuando llegamos a banda vemos una gran posibilidad en los centros; cuando está Carlos [Vela] tratamos de entrar más por dentro con asociaciones, tirar paredes…”

Eusebio Sacristán en el postpartido del Real Sociedad-Granada

El encuentro

XI: Rulli; Odriozola, Navas, Íñigo, Yuri; Xabi Prieto, Illarramendi, Zurutuza; Oyarzabal, Vela, Juanmi (4-3-3)

Bajas: Willian José, Concha, Carlos Martínez, Agirretxe, Guridi

Sevilla: Sergio Rico; Mercado, Rami, Lenglet, Escudero; Nasri, N’Zonzi; Sarabia, Vázquez, Vitolo; Ben Yedder (4-2-3-1)

La Real Sociedad volvió a intentar convencer(se) de que puede ganar sin delantero, o por lo menos con uno nada ortodoxo. Manteniendo el esquema ofensivo del segundo tiempo frente al Granada, Carlos Vela partió de inicio en el carril central con la intención de, como dijo hace siete días el entrenador realista, encontrar el área rival a través de un método asociativo que no disfruta de su mejor época en Donosti.

La presión a gran altura sevillista y la focalización (por segunda vez en este curso) del Mudo Vázquez sobre Asier Illarramendi encaminó a la Real hacia la perdición táctica. El mermado planteamiento de Sacristán cambió hasta de proposición, de inicialmente creativo a la búsqueda de la velocidad. Y uno una cualquiera, sino aquellas que pudieran generar peligro a 50-60 metros del arco rival. Eso cuando contaba con el balón en su poder.

Cuando eso no sucedía, el Sevilla (netamente inferior a la versión que ofreció en Anoeta) volvió a provocar daño ordenándose en el desorden. El movimiento variado de varios de sus futbolistas (Ben Yedder lanzando desmarques de apoyo en la espalda de Illarramendi, Vázquez compensando los movimientos de el punta, el fuera-dentro de Vitolo y Sarabia que potenciaban a Escudero en segundo plano…) alteraba la armonía (si es que la hubo en algún instante en el primer tiempo) de la escuadra txuri-urdin.

El resumen del desarrollo ofensivo donostiarra empieza en Odriozola y finaliza en el balón diagonal a la espalda de la zaga local. No hubo nada más entre esas dos tierras. Sin engrasante en la maquinaria, la Real buscó toparse con la fluidez y acabó chocándose con el muro de la realidad (el 1-0 de Sarabia tras una mala −y no la única de la noche- salida de balón.

Pobre mapa de pases de la RSO en el 1T (Foto: Squawka)

Bajo la misma programación (sustitución en el minuto 60), Canales volvió a ser la bala a la que Sacristán recurrió para llegar en mejores condiciones a la zona de peligro. Y de nuevo, aunque en esta ocasión de manera extrema, el impacto no esperó. El 1-1 lleva su nombre. Simple y llanamente.  Con el santanderino en el campo la Real contó con piernas que acelerasen y pausaran sus posesiones; con su entrada y hasta la expulsión de Zurutuza la Real no sintió superioridad, pero sí la igualdad de poder que hasta entonces no había experimentado.

En inferioridad numérica lavar la imagen del primer tiempo dejó de ser una prioridad, y lograr los tres puntos sonaba a fantasía. El desacierto sevillista en el último tramos del encuentro fue casi tan grande como el compromiso de los diez blanquiazules, ayer más que nunca eran sabedores de que sin jugar bien Europa está lejos, pero sin actitud está imposible.

Sacristán: “En el primer tiempo nos ha costado, nuestro ritmo no ha sido todo lo alto que nos hubiera gustado; en esa fase el Sevilla ha tenido más el control, nos han tenido en nuestro campo. Nosotros hemos hecho alguna contra pero no hemos tenido el control suficiente como para desgastar al Sevilla. En el segundo tiempo hemos dado creo que hemos imprimido un ritmo más alto, hemos logrado apretar mejor, tenerlos en su campo y nos ha llegado el empate. […] Al final, estando con uno menos, nos ha tocado defender el resultado.”

Sampaoli: “No definimos bien cuando estábamos arriba, el equipo hubo un momento en el que nos dominó durante 8-9 minutos, y el resto fueron nuestros. No fuimos capaces de a través del dominio generar situaciones y la mostrar la contundencia que requieren esas situaciones.”

↑Aplauso de la semana: Sergio Canales

↓Suspenso de la semana:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s