Dia 67. Valencia-Real Sociedad (2-3): el solar de Soler

Valencia y Real Sociedad dejaron claro que, más que el nivel del juego, lo que les diferencia es su presente. Sin ser ninguno de los dos un equipo excesivamente clarividente con balón durante 90 minutos, los realistas compensaron mejor sus carencias, y sobre todo durante más tiempo,  con el extra de energía que solo tienen los equipos  que luchan por un motivo mayor que el de respetar a su afición. Europa jugó de blanquiazul.

El encuentro

XI: Rulli; Odriozola, Navas, ;Inigo, Yuri; Xabi Prieto, Illarramendi, Zurutuza; Canales, WJ, Juanmi (4-3-3)

Bajas: Guridi, Agirretxe, Carlos Martínez

Valencia: Montoya, Garay, Santos, Siqueira; Enzo, Soler; Munir, Orellana, Nani; Zaza (4-2-3-1/4-4-2)

No de forma esperada, y probablemente ni planeada, pero la Real seleccionó el contexto más favorable. Inyectar nerviosismo en Mestalla desde el primer instante suele ser sinónimo oxígeno durante largos minutos; más para un equipo que, aunque no pasa por sus mejores días en cuanto al juego posicional, actualmente pocos equipos tienen con las consignas muy claras y tan bien ejecutadas como la Real Sociedad sin balón. Como botón de muestra los primeros 45 minutos, en el que el Valencia no pudo darse la vuelta, y cuando lo hacía, bien por mérito realista bien por una claridad ché bajo mínimos.

Las arrancadas de pura supervivencia las firmó Carlos Soler, que aun sin compañeros alrededor, representó el fútbol enérgico que necesitaba (y necesitará en el futuro) el Valencia. Cuando el joven talentoso no aparecía, el balón casi siempre terminaba en el balcón de Íñigo Martínez y Navas. Quienes desde el principio y hasta la lesión del primero, se juntaron con Illarramendi para producir y alejar el balón a zonas donde perder el balón era asequible (es decir, zonas en las que el Valencia debía elaborar sus posesiones). Esto último se debió a que el 3×2 contra la presión de Zaza y Orellana fue un problema que, hasta bien entrada la segunda parte, el Valencia no supo remediar.  La Real progresaba sin mayor oposición, y en consecuencia el −teórico- doble pivote local (Enzo y Soler) quedaba a merced de los de Eusebio.

Canales mediapunta (Foto: FourFourTwo)

La tendencia interior (véase la imagen) de Canales (asistente en el 0-1 y que además su aportación coincidió con las mejores jugadas ofensivas de los de Eusebio) permitió a Willian José acercarse a Juanmi casi tanto como a Prieto con Odriozola, siendo la liberación de este último un nuevo soplo diferencia en el juego de ataque realista en Mestalla.

La Real, como digo, no atacó con brillantez pero defendió a conciencia a sabiendas del objetivo europeo que une a los donostiarras (Canales y Juanmi se exprimieron a la hora del esfuerzo defensivo). Por eso después de un 0-2 caído del cielo, y tras perder el recurso aéreo de Willian José (Oyarzabal 52´), la presión colectiva y el posicionamiento de las piezas en fase defensiva fueron los auténticos valedores de cara a volver con tres puntos a Donosti. Con todo, el Valencia encontró sin embargo motivos a los que agarrarse. La incorporación de Joao Cancelo orientó el viento a favor en la derecha, Carlos Soler continuaba dando golpes de talento, y Zaza nunca despreció un balón en el área. El conjunto de Voro no se había rehecho ni mucho menos (antes del 2-3, Juanmi tuvo en sus botas el 1-4), pero su desequilibrio ahora tenía una contrapartida algo esperanzador. Una que, por cierto, la Real alimentó. Porque los de Eusebio habían perdido su método de distracción (el balón), y las piernas de algunas individualidades (Prieto el caso más notorio) no restaban, pero tampoco sumaban. La sustitución de Granero por Zurutuza y la reubicación del capitán en banda derecha estaba encaminado a solucionar ambos problemas.

Finalmente, y aunque el Valencia dispuso de más de 20 minutos para redondear el golpe, la Real Sociedad pudo dejar intacto el recuerdo en un estadio en el que el último lustro siempre ha significado un buen final de temporada..

Eusebio: “Teníamos muy enfilado el partido, 60 minutos muy buenos del equipo. Aunque sabíamos donde estábamos y que rival teníamos en frente. […] Estábamos manejando bien el partido, lo teníamos donde queríamos […] Ha llegado la acción del penalti y el Valencia ha visto posibilidades. Nosotros, con el animo de conservar el resultado, hemos ido un poquito mas atrás. Ellos desde banda con los centros nos generaban mucho peligro. Ha llegado el segundo gol y nos ha tocado estar muy juntos en los ultimos minutos. […] Muy contentos por él [Mikel Oyarzabal] , porque lo merecía. Esta haciendo una temporada fantástica y lo único que le faltaba era el gol. Hoy lo ha podido conseguir en el campo donde metió el ultimo la temporada pasada, en el que nos dio una alegría enorme con un gol en el ultimo minuto. […] [Sobre Alvaro Odriozola] En la linea de lo que viene haciendo desde que apareció hace unos cuantos partidos. Nos aporta mucho desde esa posición.”

Voro: “Un equipo que recibe un gol a los 30 segundos, que tiene que remar contra el viento con lo que significa en casa, y contra un rival como la Real Sociedad, es muy complicado. […] En la primera parte la Real Sociedad ha estado mejor, ha tenido la pelota, no ha creado más ocasiones de gol […] La segunda parte ha sido nuestra y si hubiésemos acertado un poco mas estaríamos hablando de haber logrado un empate muy difícil.”

↑Aplauso de la semana: Sergio Canales

↓Suspenso de la semana: Yuri Berchiche. Buen partido por arriba (con cinco, fue el mejor duelista en el juego aéreo), pero su derrota en el 1v1 con Cancelo otorgó al Valencia un carril por el que creer en la remontada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s