Día 53. Real Madrid-Real Sociedad (3-0): círculo mentiroso

La última llamada del fin de semana nos citaba en el mejor restaurante de todos, lugar donde los de Eusebio Sacristán confiaban en cerrar la noche sin pagar la cuenta. El deseo del equipo txuri-urdin se cimentaba sobre base firme, ya que el anfitrión que aguarda el Estadio Santiago Bernabéu se había mostrado generoso en las últimas dos semanas de competición ante cualquier invitado.

Pero nada de eso ocurrió ayer. O mejor dicho, sólo se cumplió la segunda parte. Porque el Real Madrid ofreció las mismas debilidades, sirviendo al visitante un bufet de espacios  nada propio del líder de la liga española. Fue en este caso la colaboración de la Real Sociedad, que viajó a la capital madrileña sin remate, la que facilitó que ambos equipos dejaran de ser rotundos, perdiendo su condición de reales.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Navas, Íñigo, Kevin; Canales, Illarramendi, Zurutuza; Oyarzabal, WJ, Juanmi (4-3-3)

Bajas: Agirretxe, Bergara, Yuri, Carlos Martínez

Real Madrid: Navas; Danilo, Varane, Ramos, Nacho; Kovacic, Casemiro, Kroos; Lucas Vázquez, Benzema, Cristiano (4-3-3)

Durante toda la noche el juego de la Real fue circular, incompleto. El equipo de Sacristán tocó tímidamente las esquinas del campo rival porque su despliegue ofensivo carecía del factor sorpresa. En el sector derecho los llamados a profundizar, ambos zurdos (Oyarzabal-Canales), fueron víctimas de su preferencia por acomodarse el balón en el pie natural y salir constantemente hacia dentro en el uno contra uno. Sólo Zaldúa (mediante envíos al área) ofrecía el toque natural. Esta tendencia en el sector derecho no hubiera sido especialmente problemática si en el lado contrario hubiera estado esperando Yuri Berchiche, el cuchillo más afilado de la plantilla. O si, como hiciera en el segundo tiempo, Carlos Vela los atrajera a todos hacia su frontera.

En lugar del zarauztarra estaba Kevin Rodrigues, cuya situación de hombre reserva invalida cualquier reproche, pero que en la práctica su aportación no tuvo nada que ver con lo que Yuri acostumbra a la grada de Anoeta (llegadas desde segunda línea, conducción, influir en el comportamiento defensivo del rival, uno contra uno en ataque, ser receptor de muchas salidas de balón en largo, etc.). Juanmi siempre se sintió solo en el sector siniestro.

En definitiva, las -pocas- llegadas del conjunto txuri urdin a línea de fondo consistían en darse la vuelta y girar el sentido del juego al lado opuesto para seguidamente hacer allí de nuevo lo mismo. Su previsibilidad moría en el balcón del área merengue, donde el Real Madrid se siente más fuerte en la fecha actual, y donde Casemiro (11 recuperaciones) abarcó lo que Kroos (2) y Kovacic (4) no pudieron. En última instancia Sergio Ramos y Varane oscurecieron la figura de Keylor Navas (quien recibió tres tiros de media distancia en 90 minutos) despejando los escasos centros laterales (7 en cada mitad) o saliendo al corte en el carril central.

mapa-pases-1t

Mapa de pases de la Real en el 1T (Foto: Squawka)

Precisamente en dicho pasillo menguaba la presión madridista, que en ningún momento en el primer tiempo repercutió en las recepciones de Zurutuza e Illarramendi (la combinación realista más repetida del partido) en la primera fase de salida con balón, en la que el propio Raúl Navas e Íñigo Martínez pudieron conducir sin apuros. Más bien podría afirmarse que el escaso cuerpo del equipo de Zidane potenciaron ese tipo de iniciaciones. La compenetración de los dos centrales (en el primer tiempo) en las cuatro fases del juego y especialmente la actuación del central sevillano fueron lo más positivo de una noche sin sabor.

Los blancos vivieron del fútbol que adora su jugador más díscolo, Mateo Kovacic. Correr sin fin, la victoria como único método, y encontrar en el desorden un orden que sólo los mejores acostumbran a alcanzar. Prueba de que además de táctica, el fútbol es talento y actitud, el Real Madrid rescató el 1-0 del vacío (envío directo de Keylor a Cristiano -que arrastra a Íñigo Martínez-, Benzema -arrastra a Navas- recoge la descarga del portugués y éste tras una devolución del francés deja que el balón fluya hacia Kovacic por el pasillo que Illarra y Zurutuza dejaron al descubierto).

En cuanto al segundo tanto, estocada moral y definitiva en el resultado, cristalizó la falta de claridad de Zurutuza, quien además de quedar herido a golpe de transiciones (su marcaje correspondía con Kovacic), en general se vio superado por el ritmo del encuentro.

Sacristán removió la cartera de los suplentes y decidió reformar el sector derecho (Xabi Prieto, Vela) sin reajustar en exceso el izquierdo (Kevin-Canales/Juanmi). Más bien lo enrareció. Circunstancia que orientó el foco ofensivo hacia Carlos Vela, virtual líder de una inexistente remontada. El regate del mejicano, atrapado en el 57% de posesión de su equipo, fue el último preso de un planteamiento que nunca estuvo cerca finalizar sus intenciones.

Eusebio“Jugar bien no es solo tener el balón, también es generar problemas al rival y en esa faceta nos ha faltado verticalidad e intención de ir a generar problemas, crear acciones de peligro. […] Con el 2-0 nos hemos caído. En el primer tiempo teníamos el control, pero nos faltaba generar ocasiones. En el inicio del segundo tiempo hemos estado bien, ha sido bueno, pero por culpa de una pérdida el Madrid nos ha castigado. […] He pretendido que en la banda derecha [habla sobre las sustituciones del segundo tiempo] se pudieran asociar Vela y Xabi Prieto para generar más problemas al Madrid; he creído que al estar más frescos esos jugadores podían crear más peligro.” […] Es la nota más positiva del partido de hoy para nosotros [sobre Kevin Rodrigues], ha demostrado personalidad, no es fácil debutar hoy en un campo tan difícil con el descaro que ha tenido. El desparpajo que ha mostrado es lo mejor que nos ha pasado.”

Zidane: “Durante el partido hicimos muchas cosas mejor que el rival, pero es un buen equipo, que te mete en dificultad. […] Lo bueno es que hemos tenido la portería a cero y el haber marcado otra vez tres goles […] Hemos tenido dificultades en la presión en la primera parte y rectificamos en la segunda.”

↑Aplauso de la semana: Raúl Navas

↓Suspenso de la semana: David Zurutuza

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s