Día 51. Real Sociedad-Celta (1-0): corriendo por los Canales

“Somos una plantilla corta y no sólo confío en los 9 jugadores que has nombrado. Confío en todos los que están fuera del once, fundamentalmente confío mucho más en los que están fuera. Porque su realidad es una situación muy difícil. […] Cuando los hemos necesitado tanto en UEFA y en Copa estuvieron listos, dieron el tono y el equipo logró comportarse igual. Por eso, hoy me gustaría destacar el gran comportamiento de todos y el gran esfuerzo que hace la plantilla por que el Celta tenga ilusión en las tres competiciones.”

Eduardo Berizzo tras vencer en el Santiago Bernabéu

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Navas, Íñigo, Yuri: Zurutuza, Granero, Canales; Vela, WJ, Juanmi (4-3-3)

Bajas: Agirretxe, Bautista, Bergara, Illarramendi, Carlos Martínez, Mikel González

Celta: Sergio; Roncaglia, Sergi Gómez, Fontás, Planas; Tucu Hernández, Pape Diop; Señé, Jozabed, Sisto; Rossi (4-2-3-1)

Eusebio Sacristán grabaría a fuego las palabras de Eduardo Berizzo en su brazo si pudiera. Vendería parte de su alma si a cambio tuviera la posibilidad de pronunciar el mismo discurso. Sin embargo, de momento el vallisoletano debe conformarse con que su equipo juegue de memoria a través de un plan establecido, el que Zurutuza e Illarramendi detonaron hace unos pocos meses.

Basta la ausencia de uno de los dos para que caiga el otoño sobre el árbol txuri-urdin. El equipo se afea, no brilla igual, aunque no queda exenta de buenos resultados. Y todo porque sigue contando con excelentes individualidades, algunas de ellas que no pertenecen al once habitual, pero que cada vez con más frecuencia se están sumando a la causa realista con el firme objetivo de, como el Celta, proyectar un futuro donde haya menor dependencia de los nombres y más del sistema de juego. En resumen, reducir la distancia entre titulares y suplentes.

Ayer por ejemplo el conjunto donostiarra gozó de una hora de fútbol a pesar de no poder ejecutar su preciada estrategia, la de mimar el balón, tiranizar al rival a través de él, y dejar que el curso del desgaste deje caer los goles en la red contraria. La Real dominó el primer cuarto de hora corriendo sin necesidad de una salida de balón aseada, la cual se echó en falta en cuanto los vigueses cortaron las transiciones blanquiazules. Reguladas las salidas que Canales en gran parte encabezó, la escuadra de Sacristán se quedó sin rutas de salida, a excepción del envío directo a Willian José, quien reúne tantos recursos en su fútbol que por momentos el equipo pudo ganar metros y acercarse -sin disparar a puerta- a Sergio Álvarez.

Mientras tanto el Celta registraba un gran porcentaje (65%) en los duelos aéreos y  tras robo, principalmente mediante la varita de Pione Sisto, pudo acercarse a la frontal local, donde la labor de Íñigo Martínez, Raúl Navas y Geo Rulli en situaciones particularmente decisivas merece mención aparte.

Tras la reanudación la Real pudo reconstruir el entorno de la primera fase del encuentro, en el que los donostiarras no superaban rivales madurando la posesión, sino invitando al Celta a su campo y a continuación salir corriendo mediante los Yuri, Canales, Juanmi y Mikel Oyarzabal, que entró en el segundo tiempo para proteger la atmósfera del ida y vuelta. De forma que los Canales nunca volvieron a cerrarse, Sergio giró al equipo adueñándose del carril central (Zurutuza y Granero se mantenían escalonados por detrás) y Juanmi dio el golpe definitivo tras una asistencia del cántabro, que bien pudo llegar antes (mano a mano de Vela −min. 48-, remate de Vela −min. 52-, remate de Zurutuza −min. 56-, remate de Juanmi −min. 63-).

(Nota: necesario hacer click sobre el título para ver el vídeo)

Menos encorsetado que en otros duelos donde la fase defensiva y de iniciación descubrieron sus vergüenzas, esta vez el grupo (y entrenador) encontraron el molde que encajara con el fútbol del mediapunta.  Cabeza y sentido del engranaje ofensivo del equipo, Canales jugó rodeado de ventajas; liberado y de cara a puerta rival. Es decir, con las mismas condiciones que en su día le posibilitaron conquistar cualquier plaza. Y de las que en el presente la Real se aprovechará para buscar nuevas variantes que no rompan la trayectoria de una impoluta primera vuelta de competición.

Eusebio“Nos refuerza el ver que hay jugadores que van entrando en el equipo y van dando un rendimiento alto. Somos una plantilla competitiva que nos permite que cuando les vamos necesitando, todos van dando la cara. Partido muy madurado desde el principio hasta el final.”

Berizzo“Jugamos el partido que esperábamos, los jugadores respondieron a las expectativas, nos distrajimos en una pelota a balón parado y se nos escapó el partido. […] En este caso es una derrota de la que se aprende, que nos ayuda a crecer. Esta plantilla demostró precisamente eso, que somos una plantilla.”

↑Aplauso de la semana: Gero Rulli y Sergio Canales. Ambos necesitaban recuperar sensaciones. El primero debido al irregular arranque de año, y el segundo para convencerse de que puede recuperar el nivel qué alcanzó antes de la lesión.

↓Suspenso de la semana: 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s