CdR (1/8 vuelta) Villarreal-Real Sociedad (1-1): universo Illarra

Es difícil sentarse ante una pantalla y teclear algo diferente sobre lo mismo de siempre. Lo bueno que tiene es que al ser algo extraordinario, los que intentamos describir el fenómeno nos basta con añadir un “-ísimo” a cualquier halago del diccionario. Lo malo es que cualquier intento convierte la realidad en inalcanzable.

Para el aficionado, en cambio, todo es mucho más sencillo. Porque para disfrutar a Asier Illarramendi solamente necesitas dejarte llevar. Tu única preocupación debe ser prestar atención al cometido de los 10 jugadores restantes, vigilar la actuación de cada uno de ellos y contar sus despistes para tener algo nuevo que aportar en el debate del lunes, en el que nadie nombrará al 4. “Seguro que lo ha hecho bien”, dice el subconsciente.  Esa es la dimensión de Illarra, la del superhombre que ha normalizado sus poderes, que juega en su propio cosmos, donde reina el orden y la armonía, invisible a los ojos, y termina siendo un valor colosal que bien puede abrir la gloriosa puerta de 1987.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Aritz, Íñigo, Yuri; Xabi Prieto, Illarramendi, Zurutuza; Canales, WJ, Oyarzabal (4-3-3)

Bajas: Agirretxe, Navas, Bergara,

Villarreal: Asenjo; Rukavina, Víctor Ruiz, Álvaro, Jaume Costa; Castillejo, Rodrigo, Bruno, Soriano ; Borré, Sansone (4-4-2)

Pese a que Mikel Oyarzabal reconoció no saber describir el aparatoso 0-1 y pese a que la Real Sociedad estrenó el marcador en su primera llegada al área amarilla, el equipo txuri-urdin necesitó solo de varios segundos para reconocer que el panorama en Villarreal nada tendría que ver con el partido frente al Sevilla. Marcas mucho más fijas, mecanismos del rival fácilmente detectables y en definitiva, la inexistencia de un Samir Nasri facilitó que Illarramendi pudiera elegir a su antojo.

Cuando lo que rodea al mutrikuarra son males menores, en este caso las pocas ocasiones en las que Prieto y Zurutuza no encimaban bien sobre Bruno y Rodrigo, Illarra afronta el reto con la normalidad de un gigante, el tamaño de su juego. Servido de una coordinada red de movimientos de sus centrales (el gran partido de Aritz Elustondo fue la segunda gran noticia del miércoles), Illarramendi puso en funcionamiento el parabrisas con el que los apoyos de Sansone y Borré perdían continuidad.

Por descontado, si el Villarreal vencía en llegadas a la frontal (con Borré y Bruno como máximos artífices) es porque gran parte del dominio fue del conjunto de Escribá. Acentuado a partir del minuto 10, y a pesar de que la Real contaba con los números de Zurutuza (el más preciso con un 92% de acierto en sus 36 pases), Illarramendi, Prieto y Canales (en banda, pero con clara misión de alargar las posesiones de su equipo), el Submarino fue ligeramente más peligroso (también tenían el papel de serlo) que los donostiarras.

Sin embargo, el 0-1 era una losa virtualmente irreparable para un equipo de carácter tan defensivo. Amén de que la predisposición del conjunto de Sacristán fue siempre controlar, presionar y reciclar el último resultado en el cubo de la concentración. Lejos de abrir un nuevo escenario, al 1-1 de Roberto Soriano no le sucedió ninguna nueva pantalla. Más bien lo contrario, porque en el segundo periodo la Real ofreció una cara ajustada a las circunstancias.  En la sustitución de Juanmi por Willian José radica la idea contragolpeadora que Sacristán interpretó necesaria para volver a Donosti con el pase a cuartos en el bolsillo.

De manera que Prieto y Zurutuza nunca se volvieron a separar del vértice restante (Illarra). Canales y Oyarzabal arrimaron el hombro con sus laterales y con Juanmi como primera ficha presionante, el Villarreal disparó por última vez a puerta en el minuto 60 (un tiro de media distancia de Rodrigo con la pierna mala). Ni la llegada de la caballería (Pato, Trigueros y Jonathan Dos Santos) deslució una labor colectiva que servirá seguro de experiencia para los cuartos de final.

Porque ayer El Madrigal volvió a regalarnos una tarde rica en términos de aprendizaje; no solo brindó la posibilidad de entrar en el sorteo del viernes, sino una importante señal de que el equipo txuri-urdin guarda en su gen competitivo una puesta en escena apta para el formato de eliminación. La que evitó que en el último tramo del partido se jugara al fútbol que interesaba al equipo local, y la que, esperemos, servirá para sostener buenos resultados en futuras rondas.

Eusebio“Nos ha costado en el primer tiempo ya que hemos tenido dificultades para frenarles. El gol de Mikel [Oyarzabal] nos ha dado cierta tranquilidad y fuerza para seguir. […] En el segundo tiempo a pesar de vernos un poco sometidos, pudimos controlar mejor de lo que estábamos controlando en el primer tiempo. […] Sabemos que lo nuestro es ir a campo contrario y presionar pero también la renta que teníamos nos permitía estar ordenados, trabajar defensivamente bien y esperar que en alguna contra pudiéramos hacer un segundo gol determinante. No hemos logrado esto último, pero por contra sí que hemos conseguido defender todos juntos y creo que con más efectividad que en el primer tiempo. […] Muy contento por Aritz [Elustondo]. Ha pasado meses muy complicados a nivel profesional y personal. […] La temporada pasada para mí fue uno de los jugadores más importantes del equipo. Me dio mucho y le estoy muy agradecido. Lástima que por todas las circunstancias hasta ahora no había podido tener muchas oportunidades. Hoy era un momento en el que le necesitábamos y ha vuelto a responder. Ha vuelto a dar la cara. […] Por el tipo de partido era preferible contar con Sergio [Canales], que le da mucha pausa al juego y que tiene el balón. Es capaz de asociarse muy bien con el mediocampo, y por eso le he elegido a él por delante de la profundidad que daba Juanmi. En el descanso he visto que necesitábamos dicha profundidad y de ahí el cambio por Willian José”.

Escribá“Hicimos todo lo posible, y a nivel de esfuerzo se intentó. Dominamos toda la segunda parte, pero generamos pocas ocasiones. No hay nada que reprocharle a los jugadores. Lo intentamos, pero viendo los dos partidos es lógico que pase la Real Sociedad.”

↑Aplauso de la semana (II): Asier Illarramendi

↓Suspenso de la semana (II):

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s