Día 47: Real Sociedad-Sevilla (0-4): persiguiendo sombras

“Lleva a la espalda el número uno. ¿Primero en cobrar? Primero en pagar. El portero siempre tiene la culpa. Y si no la tiene, paga lo mismo. Cuando un jugador cualquiera comete un penal, el castigado es él: allí lo dejan, abandonado ante su verdugo, en la inmensidad de la valla vacía. Y cuando el equipo tiene una mala tarde, es él quien paga el pato, bajo una lluvia de pelotazos, expiando los pecados ajenos”.

Eduardo Galeano en Fútbol a sol y sombra

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Mikel, Iñigo, Yuri; Xabi Prieto, Illarramendi, Granero; Vela, WJ, Oyarzabal (4-3-3/4-1-4-1)

Bajas: Agirretxe, Markel Bergara, Raúl Navas

Sevilla: Sergio Rico; Mercado, Pareja, Rami; Mariano, Vázquez, N’Zonzi, Vitolo, Escudero; Nasri, Ben Yedder (3-5-2)

A todo realista le hubiera gustado que Rulli hubiera sido el único culpable, o Granero el único origen de toda pérdida de balón. Que todo pase de Mikel González tuviera destino sevillista y que los despejes de Yuri fueran el único problema. No sería una cuestión personal, sino una forma de reducir un problema colectivo en uno individual.

the-blind-men

Por desgracia para la familia txuri-urdin, la realidad es que en Anoeta se hicieron muchas cosas y muy mal la mayoría de ellas. Empezando por la más dañina, la Real Sociedad nunca se adaptó a un equipo que aborrece el estatismo. Aunque el equipo de Eusebio Sacristán posara con la misma actitud presionante que ante los rivales del pasado, siendo el Sevilla un equipo que se comporta como nadie (baila entre el 3-5-2 y el 3-3-3-1), la llama de Samir Nasri (alma libre que fluye sobre el césped), Franco Vázquez y Ben Yedder nunca estuvieron cerca de apagarse. La línea medular del conjunto guipuzcoano no paró de perseguir sombras. Factor mayúsculo para entender por qué, a pesar de generar menos ocasiones, el Sevilla siempre fue superior a su rival en todo el primer tiempo.

vazquez

Zonas de acción de “Mudo” Vázquez (Foto: Squawka)

nasri

Zonas de acción de Samir Nasri (Foto: Squawka)

 

 

 

 

 

 

 

Tanto los focos de atención fijos (Vitolo-Escudero por la izquierda, Mariano por la derecha)  como los liberados (Vázquez y Nasri permutando por la zona creativa, a quienes se sumaba Ben Yedder con apoyos de espaldas a Rulli) sofocaron a un Illarramendi poco compensado por sus compañeros de combate (Granero-Xabi Prieto). Error académico de Rulli aparte, en la jugada del 0-1 es sintomático cuánto tiempo tiene N’Zonzi para conectar con Ben Yedder (quien luego descarga para que Vázquez ejecute un tiro a distancia). Hasta ahora la Real Sociedad nunca se había enfrentado ante un rival que guardara tanto orden en el desorden.

0-1

Acción previa al 0-1.

Al contrario que los donostiarras, Sampaoli neutralizó la fuente primaria (ataques elaborados) que da color a la Real del Illarramendi-Zurutuza. Colectivamente lastimados por la ausencia este último y la de Raúl Navas, toda posibilidad de superar la presión hispalense (Franco Vázquez enmudeció a Illarramendi), circular rápido y girar la orientación de las jugadas quedó reducida al mínimo. La posesión era visitante (llegando a rozar el 60% en el minuto 35′) y la respuesta blanquiazul fue intentar escapar por la puerta cortafuegos (balón en largo), pero entre N’Zonzi, Pareja y Rami la ventaja aérea fue  solamente sevillista.

El mapa de pases de la primera media hora de Asier Illarramendi es un fiel reflejo de la inferioridad txuri-urdin

El mapa de pases de la primera media hora de Asier Illarramendi es un fiel reflejo de la inferioridad txuri-urdin

Esteban Granero contactó 21 veces con el balón vs Sevilla (la segunda cifra más baja del once inicial). En las últimas once jornadas (o dicho de otra manera, desde la derrota en Ipurúa) la media de pases por partido de David Zurutuza es de 55,63.

Analizándolo con perspectiva todos los caminos nos conducen a la misma dirección: la Real necesita a sus dos pastores. Cuando falta uno de ellos, el rebaño queda a la intemperie. Y eso, ante los lobos de Sampaoli, queda como resultado un escenario casi insalvable. Máxime si los dos primeros goles son concesiones impropias de un equipo que pretende vencer al tercer mejor (ahora segundo) clasificado de La Liga.

En el segundo tiempo la reacción realista no saltó al campo. Si en el primer periodo el equipo de Sacristán se quedó sin exponer su discurso, la propuesta para la última media hora corrigió ligeramente el contenido (la disposición del Sevilla, versión más permisiva, con resultado a favor también tuvo mucho que ver), pese a que en la práctica dicha mejoría no se tradujo en llegadas al área de Sergio Rico.

La entrada de Canales supuso un aire  más agradable respecto a las prestaciones de Granero; Sergio añadió el dinamismo que por ejemplo en Riazor no vimos. Sin embargo, la retirada de Carlos Vela por Juanmi tuvo un efecto contrariado. No tanto por la entrada del malacitano, sino por la desnaturalización de Mikel Oyarzabal (el mejor del partido), que tuvo que jugar a perfil cambiado en banda derecha. En definitiva, patas arriba y sin esperanza en el horizonte. Precisamente la imagen que la Real deberá esconder en el partido Champions ante el Villarreal dentro de dos días.

Eusebio“Los dos primeros goles fueron una gran losa. […] Me quedo con lo que hicimos en el primer tiempo, muy disputado. Creo que tuvimos incluso teniendo ventaja en los primeros minutos. Estábamos cerca de su área, tuvimos alguna ocasión, pero no las materializamos. […] Hemos tratado de hacer nuestro juego pero en frente hemos tenido un rival que también ha hecho las cosas muy bien. […] El Sevilla ha gestionado bien el partido, nosotros no fuimos capaces de frenarlo y espero que no vivamos más situaciones así.”

Sampaoli: “El equipo volvió a recuperar los rasgos que había tenido en Vigo y Málaga. […] La clave del partido está vinculada con el juego; el juego de ataque, las situaciones generadas. La verdad es que fue un partido donde si nosotros no hubiéramos defendido, la Real hubiera marcado la diferencia que normalmente marca contra todos los equipos que visitan Anoeta. Fuimos a presionarlos, les incomodamos, y generamos muchas ocasiones.”

↑Aplauso de la semana: Mikel Oyarzabal

↓Suspenso de la semana: la Real Sociedad fue un equipo coral en sus errores. Igualmente, de cara al futuro y teniendo en cuenta el reciente listado de jugadores con problemas físicos, suena preocupante que en ningún momento en toda la segunda parte hubiera síntomas de reacción.

Un comentario en “Día 47: Real Sociedad-Sevilla (0-4): persiguiendo sombras

  1. Pingback: Día 69. Sevilla-Real Sociedad (1-1): puntuar según lo no planeado | La mano de David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s