Día 53. Real Madrid-Real Sociedad (3-0): círculo mentiroso

La última llamada del fin de semana nos citaba en el mejor restaurante de todos, lugar donde los de Eusebio Sacristán confiaban en cerrar la noche sin pagar la cuenta. El deseo del equipo txuri-urdin se cimentaba sobre base firme, ya que el anfitrión que aguarda el Estadio Santiago Bernabéu se había mostrado generoso en las últimas dos semanas de competición ante cualquier invitado.

Pero nada de eso ocurrió ayer. O mejor dicho, sólo se cumplió la segunda parte. Porque el Real Madrid ofreció las mismas debilidades, sirviendo al visitante un bufet de espacios  nada propio del líder de la liga española. Fue en este caso la colaboración de la Real Sociedad, que viajó a la capital madrileña sin remate, la que facilitó que ambos equipos dejaran de ser rotundos, perdiendo su condición de reales.

Sigue leyendo

CdR (1/4 vuelta). Barcelona-R. Sociedad (5-2): ganar perdiendo

Erizarse la piel, creer en lo imposible, reformular el sentido del fracaso y regocijarse en una derrota que no debe entenderse como tal. Ayer, en el jardín de Leo Messi, el anhelo de la Real Sociedad presentó batalla en el Camp Nou, estadio del que al terminar el partido el equipo txuri-udin salió convencido de por lo menos una cosa: quiere acostumbrarse a lo bueno.

Sigue leyendo

Día 51. Real Sociedad-Celta (1-0): corriendo por los Canales

“Somos una plantilla corta y no sólo confío en los 9 jugadores que has nombrado. Confío en todos los que están fuera del once, fundamentalmente confío mucho más en los que están fuera. Porque su realidad es una situación muy difícil. […] Cuando los hemos necesitado tanto en UEFA y en Copa estuvieron listos, dieron el tono y el equipo logró comportarse igual. Por eso, hoy me gustaría destacar el gran comportamiento de todos y el gran esfuerzo que hace la plantilla por que el Celta tenga ilusión en las tres competiciones.”

Eduardo Berizzo tras vencer en el Santiago Bernabéu Sigue leyendo

CdR (1/4 ida) Real Sociedad-Barcelona (0-1): respeto real

Aún queda el partido del Camp Nou y la Real Sociedad ya sabe que, independientemente de lo que suceda al término de la eliminatoria, hay dos cosas que ha ganado: respeto y experiencia. En realidad lo primero viene gestándose desde noviembre, cuando hasta el propio Luis Suárez no quiso perderse la cita de Anoeta, siendo por lo tanto el del jueves un nuevo esbozo de lo que significa la Real de Eusebio Sacristán en estos momentos. O mejor dicho, una muestra del respeto que emana a sus rivales. En cuanto a la experiencia, hermana del aprendizaje, basta con haber paseado por los alrededores de Anoeta en el día más especial de la ciudad, signo de que el único secreto del éxito es buscarlo.

Sigue leyendo