CdR (1/16 vuelta). R. Sociedad-R. Valladolid (1-1): un fin con inicio

No había resultado que trastocara la percepción de Eusebio; un 1-3 en la ida no iba a cambiar lo que el de La Seca pretende llevar a cabo en esta edición de la Copa del Rey. Es manifiesto que a excepción de algún que otro matiz, sus hombres de guerra tienen nombre y apellidos hasta que el equipo donostiarra quede fuera de la competición. Aunque precisamente con la elección de los mejores, esta sea una opción que Sacristán no está dispuesto a contemplar.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Mikel, Íñigo, Yuri; Xabi Prieto, Pardo, Zurutuza; Oyarzabal, WJ, Juanmi (4-3-3)

Bajas: Xabi Prieto, Agirretxe, Bergara

Valladolid: Raúl Torres; Etxeberria, Alex Pérez, Rafa, Ángel; Jordán, Álex López, Leao, Sergio Marcos; Míchel, Raúl de Tomás (4-4-2)

El primer tiempo, y el partido de vuelta en general, no pudo escapar del contexto en el que se jugaba. El resultado global de la eliminatoria pesó en cada acción que Real Sociedad y Real Valladolid intentaron ejecutar. El conjunto realista se mostró voluntarioso por controlar el balón mientras que los vallisoletanos volvieron a buscar en la presión sobre la salida de balón txuri-urdin una forma de sacar mejor resultado que en Pucela.

La pena para el equipo de Paco Herrera fue que Willian José y sus secuaces (Juanmi y Yuri principalmente) estuvieran sobre el césped. El de Porto Calvo es un delantero sin límites: él elige el horizonte de su fútbol. En la noche de ayer además de relucir su esencia de delantero-pívot, casi todo el -escaso- volumen ofensivo de su equipo en la primera hora de partido contó con su participación (véase la presión en el minuto 3, el remate de saque de esquina en el 4, las asistencias a Juanmi en el 17, 36 y 54). Cuando el brasileño se disfrazaba de centrocampista, el equipo de Sacristán encontraba la manera de correr por fuera bien por su fijación de rivales o bien por su calidad asociativa en los apoyos.

secuencia-1-0

Jugada del 1-0: apoyo de Willian José en mediocampo – Orientación del cuerpo y apertura a banda – Juanmi ataca la zona del delantero.

Y es que a pesar de haber citado la prioridad de la Real por mantener el control a través del balón, fue a la hora de transitar cuando los locales pudieron estirar el campo. Seguramente esto está relacionado con que la Real de Rubén Pardo no es la de Asier Illarramendi. La actuación del riojano fue irregular sin balón (por momentos intenso, pero poco fiable en el posicionamiento defensivo) y notable con él. Con todo, volvió a dejar detalles de ser el mejor ejecutor del equipo en las jugadas de estrategia.  En el caso del Valladolid, errores aislados como el 1-1 y el mano a mano de De Tomás en el 75 (muy buen partido del delantero, el más autosuficiente del campo) fueron previsiones suficientes para generar el murmullo en Anoeta.

Adjetivaba hace unos días Roberto Navajas al ciudadano guipuzcoano de “muy prudente”. Sin saberlo, el ex preparador de porteros realista definió con extrema precisión la estrambótica relación que desde hace años une a la Real Sociedad con la competición copera. Por mucha ventaja que exista, el aficionado la relativiza hasta tal punto que siempre deja hueco para la decepción.

Es por eso que, ante un potencial caos, Eusebio Sacristán recurrió a Jon Gaztañaga a fin de combatir la desdicha. Con el canterano por delante de la línea defensiva, la Real candó contundentemente el pase a la siguiente ronda y aprovechó el pitido final para golpear la puerta del 2017, año en que la Real quiere y debe aterrizar en terreno exitoso tras un inicio de viaje sugestivo. Solo así, manteniendo el apetito, es como conservará la llave de la fortuna. Como dijo una vez un genio loco: “El deseo no es simplemente el deseo por cierta cosa. Es también el deseo por el deseo mismo. Quizás el máximo terror del deseo es creer estar completamente satisfecho, no desear más”.

Eusebio: “Hemos trabajo bien, con intensidad, aunque a veces, por el buen resultado del primer partido, nos hemos quedado a mitad de camino entre ir a por el siguiente gol y conservar la ventaja que teníamos. Hemos ido a ganar el partido y eso nos ha permitido controlar al Real Valladolid. Hemos tenido alguna ocasión y ellos también han podido marcar el segundo. Pero lo importante era pasar esta eliminatoria e irnos con esa clasificación al descanso navideño”.

Herrera: “Nos ha costado tener la pelota y jugar rápido en los 10 primeros minutos. Nos ha costado entrar en el partido […] Para nosotros era una utopía llegar aquí y ganar el partido. Aparte de intentar ganar, buscaba otras cosas que me van a servir para el futuro”.

↑Aplauso de la semana (II): Willian José

↓Suspenso de la semana (II): Mikel González

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s