Día 34. Real Sociedad-Real Betis (1-0): Saturno en Anoeta

Hace unos meses en la NASA se llevaron un sopetón de realidad. Científicos de la misión Cassini descubrieron que el anillo el B de Saturno, el más brillante y opaco de los que rodean al planeta, había engañado a los astrónomos durante largo tiempo. La intuición invitaba a pensar que el peso guardaba relación con la concentración de material. Sin embargo, recientemente han descubierto que la masa total del anillo B es inesperadamente baja. Algo así como el David Zurutuza del espacio; pesado en apariencia pero ligero en su forma de ser. Claro que para que todos los elogios se dirijan al pelirrojo, éste necesita de un eje sobre el que girar y dar continuidad a su belleza. Y la Real tiene a uno de los mejores.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Navas, Iñigo, Héctor; Xabi Prieto, Illarramendi, Zurutuza; Vela, WJ, Oyarzabal (4-3-3/4-1-4-1)

Bajas: Yuri, Carlos Martínez, Toño, Aritz Elustondo, Agirretxe

Betis: Adán; Piccini, Bruno, Pezzella, Alex Martínez; Ceballos, Petros, Gutiérrez; Joaquín, Alex Alegría, Rubén Castro (4-3-3)

Contaba Ramón J. Sender en La Lección que “la penetración en el campo enemigo tiene por objeto producir la sorpresa y la desorientación” y para eso hay que saber “evitar los puestos de observación, y esto se consigue estudiando bien el itinerario y escogiendo también la hora en relación con la posición del sol o de la luna”. Pues bien, ayer Asier Illarramendi recibió luz verde tanto del sol como de la luna para desplegar el estuche donde guarda todos sus trucos. El mediocentro realista escribió el inicio de casi todas las jugadas ofensivas de su equipo y decidió dónde debían finalizar las del Betis. Un auténtico monstruo del juego que pudo lucir gracias a la fuerza gravitatoria que le une con Zurutuza.

Para que esto sucediera Eusebio Sacristán se dejó el paraguas en Ipurúa, volviendo a primar la convicción de una idea sobre las armas del contrario. En el camino de vuelta tras perder en Eibar el técnico realista debió de recordar aquello de  Billy Beane en “Moneyball”: cuando tu enemigo comete errores, no le interrumpas”. Aunque en este caso el enemigo eran sus propias dudas, y el vallisoletano decidió intervenir desde la misma convocatoria, prescindiendo de la figura del mediocentro defensivo (Gaztañaga y Markel descartados) y retrocediendo a la fórmula que desnudó a Las Palmas de Setién.

En los primeros tres cuartos de hora el Betis de Poyet cruzó la divisoria o bien gracias a la consecuencia de la composición de los ataques donostiarras, que cuentan con la participación de muchos extras, o bien gracias a Joaquín, el origen y conductor de toda transición bética (el mano a mano de Rubén Castro como ejemplo más representativo), y el único capaz de ganar con un giro a la presión txuri-urdin.

En defensa, Ceballos nunca llegó a tiempo en la tarea de solapar la vista paronámica de Illarramendi, y eso provocaba que el Betis diera progresivamente pasos hacia atrás. Petros y Gutiérrez estaban desbordados, porque tarde o temprano los toques de Zurutuza, Willian José (nueva exhibición de espaldas), Vela (un tono por debajo de su mejor versión, pero participante en todas las jugadas productivas del equipo en el primer periodo) y Oyarzabal detrás de la línea medular verdiblanca eran potenciales llegadas al área de Adán. Tanto por dentro como por fuera (Héctor, Prieto).

Con el desgaste del tiempo el baile de cadera de Zurutuza, la carrera de Oyarzabal (y sus permutas con Vela) y la continuidad con la que la Real recuperaba balones en campo contrario (Illarra) facilitaron la consecución de un gol que, en términos de dominio, tuvo que llegar antes.

A la precipitación bética se le añadió la dificultad de luchar contra maestros de la temporización (además Sacristán incorporó a Canales en el 75′). Las pequeñas victorias en los balones divididos y el acierto en el pase del equipo (80%) agigantó el intervalo comprendido entre cada uno de los intentos de ataque del conjunto de Poyet. Desde el 1-0, solamente un disparo de Alex Alegría (y rodeado de cuatro rivales) contactó con Rulli.

La única nota gris de la Real de los últimos 15 minutos fue la vacilación de Eusebio con las sustituciones, algo que empieza a ser poco anecdótico. Si en el anterior partido la expulsión de Elustondo fue un problema que encaró con extraña indecisión, esta vez los problemas musculares de Zaldúa (sustituido en el 90′) podían haber abierto un partido virtualmente liquidado. La entrada de Juanmi en el descuento también requiere reflexión teniendo en cuenta que jugadores como Prieto y Zurutuza llevaban minutos sin ejercer el esfuerzo defensivo requerido. Para pensar en esto y en otras cuestiones como la de definir la razón de ser de su equipo, Eusebio cuenta con un periodo de 15 días en el que deberá tomar la vital decisión de qué equipo quiere ser en Bilbao: el que se amedrenta ante la idea de jugar fuera de Donosti o el que invoca a Saturno para dominar el juego.

Eusebio“Hemos ido en todo momento a buscar la victoria y hemos tenido el premio que merecíamos. Sabíamos que el Betis era un equipo muy difícil y muy compacto, pero al final a base de insistir y perseverar conseguimos lo que queríamos.” 

Poyet“No esperaba esto, no lo vi venir por ningún lado […] Hubo minutos, y no se puede jugar a minutos. En algunos partidos el rival te va a controlar por calidad, por el día que tiene, diferentes razones… pero hay cosas básicas que hay que hacerlas todo el tiempo y lamentablemente hoy hubo mucho error sobre todo en la parte técnica. […] Hemos creado peligro por más error de la Real que presión nuestra y robo de balón a base de organización y de presión alta.”

↑Aplauso de la semana: la pareja de baile, Illarramendi-Zurutuza.

↓Suspenso de la semana: 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s