Día 31. Villarreal-Real Sociedad (2-1): daños (co)laterales

Los 437 pases que la Real Sociedad dio anteayer en El Madrigal no pueden dar lugar a mucha sorpresa teniendo en cuenta que el año pasado, tanto fuera (444) como en casa (530), el Villarreal fue el rival contra el que la Real más posesión amontonó durante 90 minutos. Herencia de Marcelino, el 4-4-2 de Fran Escribá conserva en sus venas un fútbol de robo y rock&roll; no aborrece la pausa porque siempre puede contar con Bruno Soriano, pero corriendo es donde su piel coge color y embellece. Por eso mismo, aunque el domingo el sistema ofensivo realista diera sus primeros latidos después de meses de letargo, los puntos no se movieron de Castellón.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Mikel, Iñigo, Yuri; Illarramendi, Zurutuza; Vela, Oyarzabal, Juanmi; WJ (4-3-3/4-2-3-1)

Bajas: Aritz Elustondo, Toño, Agirretxe, Canales

Villarreal: Asenjo; Mario Gaspar, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Castillejo, Trigueros, Bruno, Soriano; Sansone, Pato (4-4-2)

A Eusebio Sacristán le convencieron los últimos minutos del último capítulo frente al Espanyol. La desaparición de Pardo del once inicial, la apuesta por Zurutuza como primer receptor de los ataques organizados que lidera Illarramendi, la titularidad de Vela y romper las cadenas que atan a Oyarzabal a la banda son razones de peso para llegar a tal conclusión.

La combinación Illarra-Zurutuza fue la asociación más repetida (hasta en 15 ocasiones) del partido.

Con esa disposición arrancaba en el campo del Submarino la Real de Illarra, un equipo construido a imagen y semejanza de su mediocentro. Aventurado, al tanto del riesgo de sus pases, pero bien situado y escalonado al fin y al cabo. Aunque pasándolo mal, Sacristán plasmó en el campo algo que no veíamos desde los meses de noviembre-diciembre del año pasado (es decir, sus dos primeros meses como técnico txuri-urdin): la definición de los caminos por los que su equipo consigue dañar al contrario. Y cuando digo caminos, en plural, es porque por fin esta vez hubo más de dos.

El tono monótono al que nos han tenido acostumbrados hasta ahora los donostiarras se debía a que en la mayoría de sus ataques se jugaba en línea recta, todo por la banda y a contracorriente. Como si la batalla por el carril central estuviera perdida antes de desenvainar la espada. De forma que al final del partido era muy común que el dibujo final del mapa de pases formara una “U” muy marcada en la última parcela del campo. Para entender esto de forma más gráfica sirve de referencia el partido del año pasado en el mismo estadio, cuando el aprovechamiento de la zona interior a partir del círculo central fue puramente anecdótico.

Mapa de pases de la Real Sociedad en El Madrigal (2015)

Mapa de pases de la Real Sociedad en El Madrigal (2015)

Mapa de pases de la Real Sociedad en El Madrigal (2016)

Mapa de pases de la Real Sociedad en El Madrigal (2016)

 

 

 

 

 

 

La presencia de Willian José (muy atinado nuevamente en sus aproximaciones a la frontal), las conducciones de cara de Oyarzabal y la inclinación interior de los extremos (Juanmi-Vela) reforzaron las opciones por dentro y facilitaron la llegada de los laterales por fuera. En contrapartida, si en la temporada pasada eran  Diego Reyes, Illarramendi y Bergara los que cortocircuitaban las transiciones del equipo amarillo, en esta ocasión a Asier le tocaba jugar escaso de ayudas (Zurutuza en posiciones adelantadas -defiende mejor de cara-, y en menor medida Oyarzabal eran sus teóricos ayudantes).

Además Illarra debía estar especialmente pendiente de la espalda de Vela, que siempre es un potencial agujero para el enemigo (la mejor prueba es el 2-0 de Sansone, que surge a partir de un mal marcaje del mejicano sobre Jaume Costa, o la jugada del segundo 00:50 del siguiente vídeo, en la que Vela se desentiende de Roberto Soriano y la jugada acaba con una finalización de Sansone en el área realista).

El daño colateral de una presión agresiva imperfecta como la de la Real es que accidentes como los de la primera parte están más cerca que lejos (igualmente jugadores como Mikel González, que juegan mejor en estático, se sienten expuestos). Y en este caso, ante un Villarreal que potencia mucho la posición de sus laterales para abrir espacios por dentro, los de Escribá encontraron una falla (la espalda de la segunda línea txuri-urdin) por la cual colarse en dirección a Rulli.  Como diría Marcelo Bielsa acerca de la presión alta: “Hay que estar cerca y dispuesto. Porque si uno está lejos, aunque tenga ganas no llega. Y si está cerca, si no tiene ganas tampoco”.

Después de todo, el fútbol es un juego de constantes compensaciones. No se trata de señalar a Vela por no cumplir una función que nunca realizó, ni probablemente realizará. Sencillamente porque lo que la Real pierde en defensa por banda derecha lo gana después en fase ofensiva (véase el 2-1, que surge a partir del entendimiento entre las zurdas de Oyarzabal y Vela). Además las carreras de Yuri Berchiche, entre otros, ganan mucho sentido con el pase diagonal tan característico de Carlitos.

En el segundo tiempo la Real se alejó definitivamente de Rulli para encimar sobre el equipo local, ya mucho más cercado que en los primeros 45 minutos. Sacristán echó en falta más remates en la última media hora, y a partir de ahí se entienden las incorporaciones de Xabi Prieto primero (Juanmi min. 67) y Markel después (min. 87). Pero al contrario que contra el Espanyol, esta vez el equipo contrario se adueñó de la situación en los últimos minutos manteniendo el balón en zonas alejadas; el Villarreal encadenó las posesiones más largas en el último tramo del encuentro y la Real se quedó con las ganas de provocar un ciclón final.

Aunque para ciclón el que viene el miércoles: el descaro de los chicos de Setién. Será buena prueba en Anoeta, ahora que se ha sembrado el terreno del progreso, para ver cómo se las ingenia Eusebio en la misión de instalar los matices que doten al sistema realista la fórmula no ganadora, que no existe, sino la que más potencie el éxito. Y es que aunque casi se nos había olvidado, los primeros 80 minutos de El Madrigal nos recuerdan que hay materia prima para ello.

Eusebio“En el primer tiempo algunos desajustes nos han costado caro ante un equipo que ha demostrado tener mucha pegada. Han aprovechado las tres ocasiones en las que nos hemos desajustado. A partir de ahí nosotros hemos seguido trabajando el partido para dar la vuelta al partido […] Hemos mejorado mucho en el aspecto ofensivo; lástima que esa mejora no se haya traducido en un mejor resultado […] Nos ha faltado un poquito más de consistencia en la primera parte para haber tenido más controlado al Villarreal, y por otro lado en cuanto al ataque, hoy que hemos estado mejor, haber concretado mejor las acciones que hemos tenido”.

Escribá“Ellos han jugado muy bien, es verdad que nosotros a la contra, sobre todo en la primera parte, les hicimos mucho daño e incluso pudimos haber marcado algún gol más pero ellos se asociaron muy bien. No crearon excesivas ocasiones pero sí que daban una sensación de control del juego y nos lo pusieron muy difícil […] Ceder metros en el segundo tiempo no fue una decisión nuestra, sino que fue el partido el que nos ha llevado a tener que defender en campo propio”.

↑Aplauso de la semana: Willian José. El más productivo de la tarde (dos asistencias de gol), implicado en la fase ofensiva y siempre ofreciéndose para ser la pared que sirva balones frontales a sus acompañantes (Vela, Oyarzabal, Juanmi). Faltó rematar balones, aunque en su defensa hay que decir que no recibió buenos centros laterales.

↓Suspenso de la semana: Gerónimo Rulli. Y no tanto por el gol de los cincuenta y pico metros. No me gustó la manera de afrontar los dos mano a mano -el del 1-0 y la ocasión del minuto 26- frente a Sansone (en ambas ocasiones el delantero italiano tiene tiempo para repensar en cómo definir la jugada, fruto del mal achique del arquero argentino).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s