Día 28. Real Sociedad-Real Madrid (0-3): fin sin principio

Decía Ismael Santos hace no mucho que lo importante es el proceso. “Si tú quieres coronar una cima puedes coger un helicóptero llegar a la cumbre y hacerte una foto, pero es imposible transmitir nada si no ha habido sufrimiento, dudas y reflexiones. El camino, llegues o no a la cima, es lo que te hace crecer“.

En casa de la Real Sociedad hay mucho de lo primero (sobran sufrimiento, dudas y reflexiones), pero escasea lo segundo (crecimiento). En su fachada agónica no clarea ilusión. Tres meses después, el equipo sigue emanando un cúmulo de buenas intenciones que a la hora de la verdad se deshacen con suma facilidad a base de errores. Más evidentes con el Real Madrid al otro lado de la cancha, pero errores al fin y al cabo. Villarreal, Osasuna y Málaga también podrían haber desnudado el domingo las vergüenzas del equipo realista, con la diferencia que contra éstos Mikel Oyarzabal suele bastar para esquivar el golpe.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Mikel, Iñigo, Yuri; Illarramendi, Markel, Zurutuza; Oyarzabal, Juanmi, Concha (4-3-3)

Bajas: Agirretxe, Gaztañaga, Canales

Real Madrid: Casilla; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Kovacic, Casemiro, Kroos; Bale, Morata, Asensio (4-3-3)

En la primera escena coincidió la excitación de un debutante, David Concha, con el poso de un jugador que viene de decidir un título europeo. En realidad se miraron de lejos, porque el joven cántabro prefirió salir a presionar a Sergio Ramos cuando en verdad Carvajal, que corría a su espalda, debía ser su prioridad. Con el tiempo y la misma claridad que tuvo Bale en el remate, el lateral derecho lanzó al Real Madrid hacia una victoria que en ningún momento peligró después. Fue el fin de un partido sin principio.

Argumentaría que el impacto del 0-1 tuvo un gran peso en el juego donostiarra si no fuera porque tiempo atrás (los últimos meses de competición de la 2014-15 y los partidos de pretemporada) las sensaciones fueron exactamente las mismas. Con balón, Sacristán encomendó el peso del primer pase a Illarramendi, que se lateralizaba en las −pocas- ocasiones que la Real pudo salir jugando desde atrás. Cuando Asier recibía, Oyarzabal (en el costado que peor conecta con su fútbol, la derecha) y Zurutuza esperaban recibir un balón por dentro; el resto (salvo Markel, que su única función era atraer una marca de los tres centrocampistas madridistas) esperaban en los costados. Juanmi, también fuera de lugar jugando de único punta, fue tan poco productivo como sus números indican (7 pases -solamente uno hacia adelante- en 72 minutos y ninguna ocasión generada). El estatismo local y el empuje de Casemiro y Kovacic colaboraron para que la Real viviera, una vez más, de los errores ajenos.

Salida tipo de la Real Sociedad en el 1T.

Salida tipo de la Real Sociedad en el 1T.

Y no precisamente de errores forzados; porque la presión txuri-urdin careció de una altura y decisión definidas; por momentos había jugadores que daban un paso hacia el frente mientras otros lo daban en dirección contraria, o simplemente no lo daban (véase la jugada del 0-2, en la que Juanmi presiona en solitario y el equipo local se parte en dos bloques muy diferenciados). Dicha jugada está incluida en el siguiente vídeo, en el que están recopiladas las principales jugadas (todas suceden en el primer tiempo) en las que la presión realista comete errores impropios de una buena organización, tales como no encimar sobre poseedor del balón (siendo Ramos, Varane y Kroos grandes especialistas en el desplazamiento en largo), descuidar la distancia entre líneas o no vigilar a los hombres que pueden llegar por fuera.

El equipo de Zidane siempre estaba a uno o dos toques de generar situaciones de mano a mano contra Rulli. Para Morata los defensas eran vallas de entrenamiento: corría, chocaba y siempre ganaba. Mientras tanto la línea defensiva de la Real sollozaba por la fragilidad de su espalda y la poca compenetración de los cuatro defensas para tirar el fuera de juego. Sonó el silbato del descanso y los jugadores del conjunto guipuzcoano se marcharon al vestuario sabiendo que aún quedaban 45 minutos. Lo que no tenían muy claro si aquella era una buena o mala noticia.

En la reanudación Eusebio tomó dos decisiones que a la postre tendrían el mismo resultado que el “planteamiento” inicial. Primeramente meter a Willian José para acumular hombres de área y después, con la entrada de Xabi Prieto, sacar a Oyarzabal de la cal. Pero tampoco mediante la acumulación de hombres (Bergara también subió un escalón y pisó más área en el segundo periodo) hubo fortuna. “La suerte favorece sólo a la mente preparada“, que diría Asimov. Y a fecha de hoy, el equipo blanquiazul está ganando méritos para que el viento sople en contra.

Eusebio: “No hemos sido capaces de hacer una buena presión ni de quitarles el balón. Ellos se han encontrado cómodos desde el principio, nosotros en cambio incómodos intentando tirar la línea defensiva hacia adelante para juntar el equipo y recuperar en mediocampo pero no lo lográbamos […] No hemos encontrado la fórmula con la que incomodarles. Todo nuestro trabajo en el aspecto defensivo de la pretemporada ha estado enfocada en intentar presionar en campo contrario e intentar recuperar allí […] Estoy fastidiado por no haber conseguido en ningún momento tener una firmeza defensiva que nos hubiera permitido sentirnos fuertes y poco a poco haber ido generando cosas”.

Zidane“Hemos empezado de la mejor manera marcando un gol en seguida y eso ha facilitado el partido. Es un campo complicado si no anotas las pocas ocasiones que tienes […] Recibimos pocas ocasiones, eso es lo mejor de hoy”.

↑Aplauso de la semana: Mikel Oyarzabal. El más clarividente (fruto de su  enorme autosuficiencia) en la última media hora de partido, que fue cuando la Real se sintió mínimamente viva.

↓Suspenso de la semana: Eusebio Sacristán. La Real Sociedad no tiene un mínimo sello de su entrenador. Ahora mismo el  salvavidas del vallisoletano es la pura calidad individual de sus mejores jugadores.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s