Día 29. Osasuna-Real Sociedad (0-2): adaptarse o caer

“Yo entiendo que en el fútbol, como está tan igualado en el aspecto estratégico (se preparan bien los partidos, se estudia bien al contrario, todos tienen buenas condiciones de entrenamiento, tienen buenos jugadores…) el detalle va a marcar la diferencia. ¿Dónde está ese detalle? Pues pienso que en el corazón y en la cabeza. Equipos competitivos con muchas ganas de ganar, de ir todos los días a trabajar y de entrenar. Con esa pasión se pueden hacer grandes equipos.”

Ricardo Sa Pinto (Fuente: Noticias de Gipuzkoa)

Sigue leyendo

Día 28. Real Sociedad-Real Madrid (0-3): fin sin principio

Decía Ismael Santos hace no mucho que lo importante es el proceso. “Si tú quieres coronar una cima puedes coger un helicóptero llegar a la cumbre y hacerte una foto, pero es imposible transmitir nada si no ha habido sufrimiento, dudas y reflexiones. El camino, llegues o no a la cima, es lo que te hace crecer“.

En casa de la Real Sociedad hay mucho de lo primero (sobran sufrimiento, dudas y reflexiones), pero escasea lo segundo (crecimiento). En su fachada agónica no clarea ilusión. Tres meses después, el equipo sigue emanando un cúmulo de buenas intenciones que a la hora de la verdad se deshacen con suma facilidad a base de errores. Más evidentes con el Real Madrid al otro lado de la cancha, pero errores al fin y al cabo. Villarreal, Osasuna y Málaga también podrían haber desnudado el domingo las vergüenzas del equipo realista, con la diferencia que contra éstos Mikel Oyarzabal suele bastar para esquivar el golpe.

Sigue leyendo

Willian José: rey o víctima

En Donosti la llegada de un delantero se observa con recelo. Tres errores son muchos, y aunque Jonathas, Finnbogason y Seferovic tienen razones colectivas de peso para justificar su paso indiferente por la capital guipuzcoana, la realidad es que la figura del gol es el gran hueso de la actual dirección deportiva. La suerte de ésta última es que durante los últimos tres años en el camino del desacierto siempre encontraron en Agirretxe un Plan B con tintes de A. Y a pesar de ello, parece que el plan de dar con el definitivo sigue su curso.

Sigue leyendo