Día 16. Atleti-Real Sociedad (3-0) o cuando Eusebio cedió en vano

“Si un día entiendo que no puedo ganar un partido, me quedaré en casa. Lo normal es utilizar los mejores jugadores contra los adversarios más potentes”. En el saco de las fortalezas de José Mourinho nunca ha habido lugar para las rotaciones. Su marcha hacia los títulos, fueran del color que fueran, siempre se basó en construir un XI tipo con jugadores que funcionaran a raya bajo una idea de juego muy interiorizada. ¿Acertado? Sí y no. Porque a pesar del historial de trofeos, casos como el Chelsea de la 2014-15 alimenta el razonamiento de aquellos que buscan una sola respuesta en un deporte que vive en la constante reflexión por su ilimitada naturaleza.

Y por otro lado están los que optan por la dosificación, que no tiene por qué estar siempre centrada en el objetivo físico. Contaba Martí Perarnau que “cuando se lee en algún periódico que las rotaciones de otoño han resultado decisivas para el exitazo del Barça, Rafel Pol y Luis Enrique se parten de risa, como lo hace Seirul.lo en su despacho o Buenaventura en la lejanía. Porque las rotaciones tuvieron todo tipo de componentes: algunas por razones físicas, otras por prevención, otras para colocar en su sitio a un jugador o para ayudarle a madurar o a comprender. O a reflexionar. Cuando un tertuliano radiofónico emplea el argumento de la condición física de los jugadores del Barça, el preparador físico del Barça se ríe aún más porque comprueba que casi nadie ha entendido nada de su trabajo”. 

El encuentro

XI: Rulli; Aritz, Mikel, De la Bella, Héctor; Bruma, Granero, Reyes, Illarramendi, Xabi Prieto; Jonathas (4-3-3/4-1-4-1)

Bajas: Agirretxe, Markel, Zurutuza, Carlos Martínez, Raúl Navas, Iñigo Martínez, Canales

Atlético de Madrid: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis; Koke, Gabi, Augusto, Saúl; Vietto, Griezmann (4-4-2)

Desconozco las pretensiones de Eusebio Sacristán en el partido que se jugó en el Calderón (en el postpartido se explicó a grosso modo), porque ayer se juntaron varias y diferentes decisiones extrañas, correcciones y un resultado fatal ante un equipo de élite mundial. Lo que sí tengo claro es que el hecho en sí de rotar no explica la derrota.

La primera incógnita del partido surgió en la previa, cuando descubrimos las caras que iban a saltar al césped. En primer lugar, prever un doble lateral con De la Bella y Héctor para defender la banda más fuerte del Atleti cobraba mayor espontaneidad que colocar al catalán en el centro de la defensa y decidirse por Illarramendi-Prieto (dos diestros) para defender el centro lateral de dos especialistas como Juanfran y Koke (ambos también con buen manejo de la derecha).

disposicion def real

Disposición defensiva de la Real Sociedad en el primer tiempo

Mapa de pases del Atlético de Madrid en el 1T (Foto: Squawka)

Mapa de pases del Atlético de Madrid en el 1T (Foto: Squawka)

Bien es cierto que el 1-0 es más por una desatención en la marca (Prieto se descuida y provoca que Koke se aproveche de un 2×1 contra Héctor) que por la incomodidad de defender con la pierna mala, pero en cualquier caso el Atleti volcó toda su atención ofensiva al lado derecho del campo (imagen) y, con un 85% de acierto, por momentos combinó con desmesurado placer. Por dentro, Griezmann dañó porque también recibió el contexto ideal para acertar en el 92% de sus pases.

Si además de recibir un gol en el minuto 8, defiendes con perfiles incómodos, atacas con Xabi Prieto a pierna cambiada y cuentas con Granero como máximo exponente de la mediapunta, el problema va más allá de la simple decisión de rotar. Otro planteamiento con los mismos jugadores podría haber transmitido menor inestabilidad; porque la alineación la formaron jugadores desnaturalizados (Illarra, Prieto, De la Bella, Reyes −aún no es un pivote asentado-) y con pocos minutos (Héctor, el propio De la Bella, Granero y podría decirse que Bruma). En resumen, cuatro jugadores de once (Mikel, Rulli, Jonathas y Aritz), y sin estar ellos en su mejor estado de forma, entraban dentro de la estabilidad.

Eusebio rectificó. Y no una, ni dos, sino tres veces. La primera fue aproximadamente en el minuto 25, momento en que cambió de lado a cuatro hombres: Illarra pasó a su sector, el derecho, y Granero comenzó a pisar el lado contrario. Mismo ejercicio realizaron Bruma y Prieto, desaparecidos durante todo el primer periodo. El resultado durante los últimos quince minutos fue dentro de lo que cabe positivo. La Real, con Reyes mejor protegido y escoltando a los centrales, demostró sus primeros síntomas de madurez.

Cambio de perfil (I)

Cambio de perfil (I)

Cambio de perfil (I)

Cambio de perfil (II)

 

 

 

 

Cambio de perfil (III)

Cambio de perfil (III)

Cambio de perfil (IV)

Cambio de perfil (IV)

 

 

 

 

 

La segunda claudicación llegó al descanso, con la reconfiguración del sistema (Reyes de central, Héctor pasó a la banda izquierda, Illarra se juntó con Granero y Xabi Prieto merodeó por detrás de Jonathas). Y ya por último, el tercer retoque se ejecutó con la entrada de Vela y Pardo por Granero y Héctor (59′). Sin embargo, Sacristán cedió en vano, ya que antes de dichas sustituciones un categórico error de De la Bella sentenció un encuentro al que le sobró 30 minutos de partido. Hasta el Cholo pudo permitirse sacar a Griezmann (que volvió a marcarle a la Real por cuarta vez consecutiva, si contamos la volea del amistoso) del terreno de juego y pensar en otro partido antes que acabara éste. Que Eusebio planteara el partido de entre semana pensando en el fin de semana es una posibilidad, pero que ésta no fue la única razón de la derrota es una certeza.

EusebioTeníamos un planteamiento para hacer un partido largo, de un desgaste importante y controlar al Atlético de Madrid por dentro. El gol ha trastocado la idea. […] En el segundo tiempo, que queríamos meter ritmo, hemos recibido ese gol nada más empezar y ahí ya ha sido muy difícil […] Hoy pretendíamos que todo el mundo aportase; todos están trabajando duro cada semana y mi idea era que todo el mundo sintiese que puede ayudar al equipo.”

Simeone“El partido se encaminó en el inicio; encontramos muchos caminos para hacer un buen partido. Se jugó bien sobre todo de mitad de cancha hacia adelante, teniendo situaciones de gol. Luego con el segundo gol en el arranque del segundo tiempo nos permitió convivir con lo que quedaba de partido.”

Sustituciones: Pardo y Vela entraron en el 59′ por Granero y Héctor, que tuvieron un día nefasto. Capilla dispuso de ocho minutos para ser el único realista en disfrutar del partido de ayer.

↑Aplauso de la semana: –

↓Suspenso de la semana: Granero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s