Día 5: R. Sociedad-Villarreal (0-2) o cuando el submarino se arrugó

El Villarreal de Marcelino Toral completó el mejor primer tiempo de la temporada ante el Real Madrid de Rafa Benítez. En un ejercicio de ayudas exhaustivas, con un clínico acierto en los pases y un palpable criterio en la ocupación de espacios, el 4-4-2 del Submarino  se desfondó durante los primeros tres cuartos de hora de partido. Nada que ver, sin embargo, con el panorama del segundo periodo, donde el Real Madrid fue el único culpable de que el resultado no cambiara de forma. Bien porque los blancos sólo incidieron en centrar desde los laterales, y bien porque la capacidad de remate fue limitada, como la de la Real ayer.

El encuentro

XI: Rulli; Elustondo, Reyes, Iñigo, Yuri; Illarra, Granero; Vela, Canales, Bruma; Agirretxe (4-2-3-1)

Bajas: Zurutuza, Raúl Navas, De la Bella, Mikel González

Villarreal: Areola; Rukavina, Musacchio, Víctor Ruiz, Jaume Costa; Dos Santos, Pina, Bruno, Denis Suárez; Bakambu, Soldado (4-4-2)

Si tuviera que elegir al equipo que peor ha digerido la Real Sociedad en los últimos tiempos seleccionaría probablemente el Villarreal de Marcelino. Además de ser uno de los rivales contra el que más veces se ha enfrentado, lo verdaderamente relevante es que en ninguno de los duelos (incluso frente a suplentes) el dominio global fue blanquiazul. Pese a jugar anualmente con caras diferentes, como la Coca Cola, la receta del éxito amarillo sigue siendo la misma.

García Toral formó el innegociable 4-4-2 que cada siete días, y cada año, genera tantos halagos alrededor del conjunto castellonense. El comportamiento de una de las líneas, sin embargo, fue muy diferente al de temporadas pasadas. Soldado y Bakambu invirtieron gran parte de su esfuerzo defensivo en un motivo que recientemente emborronó el planteamiento de la Real Sociedad ante el Getafe. Tal y como planteó Escribá en el Coliseum, la pareja de delanteros primaron el carril central sobre el lateral. Parece evidente que uno de los costes de haber fichado a un pasador como Illarramendi es que el equipo rival tenderá a marcar su nombre en rojo. Algo que por ejemplo con Granero y Pardo no ocurría el año pasado. Por lo tanto Iñigo y Reyes volvieron a ser el punto de inicio de casi todas las jugadas estáticas del equipo local. Cuando no lo fueron, Illarra recibió sin ventaja y con líneas de pase muy alejadas de su posición.

4-4-2 villarreal 1

4-4-2 del Villarreal (I)

4-4-2 villarreal 2

4-4-2 Villarreal (II)

 

 

 

Ante la falta de opciones por el carril central (Granero, Canales y Agirretxe estuvieron especialmente estáticos y Bruno-Pina lo vieron todo de cara durante el primer tiempo), 4-4-2 villarreal 3la Real salía por el lateral y el equipo quedaba encerrado en el rombo estrecho que lateral, mediocentro, extremo y delantero (más la ayuda del central) amarillos dibujaban en el lado correspondiente de la jugada. Claro que si la velocidad combinativa realista hubiera sido otra (los jugadores de la Real jugaron con una media de más de dos toques), el conjunto txuri-urdin hubiera roto en más de una y dos ocasiones el marcaje individual. Ya vimos el viernes pasado que si los de Eusebio encuentran un modo de activar los elementos que aceleran la jugada,  el equipo no tiene inconvenientes en volar. Prueba de ello es la ocasión de Bruma (remate de Vela) en el primer minuto del encuentro, cuando Iñigo encontró en Agirretxe la pared ideal para impulsar al portugués hacia la banda.

Es ahí, en los pasos intermedios, donde la Real sufre (desde tiempos inmemoriales) en gran cantidad de sus jugadas, aunque eso no significa que con el nuevo entrenador no se detectaran síntomas de mejora en partidos anteriores (Sevilla, Barcelona, Eibar). En sus primeros días, Eusebio rehuyó de este problema viviendo del robo a gran altura y de la capacidad de Yuri para sorprender desde atrás. Pero el domingo el Villarreal, al igual que el Getafe, cedió la posesión y la posibilidad de profundizar fue minúscula. Por eso en el primer bloque del choque de ayer la única finalización del conjunto guipuzcoano fue producto de una descarga aérea (Bruma en el min. 20, tras prolongación de Yuri).

Quien sí pretendió correr, y momentáneamente pudo, fue el rival. Teniendo el partido atado sin balón, las zancadas de sus atacantes tenían la misión de terminar en área contraria. La ejecución de tal propósito (la de robar y finalizar) quedó reflejada en el 0-1. Denis Suárez y Bakambu encerraron a Illarra, le quitaron las llaves y Reyes esperó en exceso en salir al paso del ex azulgrana, que terminó colándola en el palo de Rulli.

En los últimos diez minutos relumbró un tono de excepción, mayormente porque Canales comenzó a contactar más con el balón y el Villarreal acaparó menos metros que en la primera media hora. Dos diagonales que buscaban a Agirretxe mejoró el sabor de un primer tiempo áspero y tácticamente de poco contenido por parte de los dos equipos.

Mucho más gustosa fue la reanudación, o siendo más preciso, el partido que comenzó a partir del minuto 57′, coincidiendo con la entrada de Xabi Prieto al campo. También tuvo que ver con el hecho de que Granero cediera su puesto y el equipo cambiara de dibujo al 4-3-3. Antes de eso, Aritz Elustondo remató el único córner bien botado por la Real (hasta cuatro jugadores pasaron por el banderín para intentar realizar un buen lanzamiento).

Con Canales y Prieto de interiores y la amplitud de los laterales, el equipo de Marcelino comenzó a perderse ligeramente en las marcas. Porque si Vela se movía, perseguirle ya no sería del todo efectivo; Prieto atacaría el espacio (y eso podría ser sinónimo de centro peligroso). Si el equipo se despistaba en el lado fuerte (derecha), Yuri podía entrar por el débil (izquierda). Es decir, ahora había motivos para creer y crear tanto por dentro como por fuera. Aparecieron fijaciones escalonadas, ningún carril quedaba olvidado y los cambios de orientación eran una opción real (apenas vimos 2 en el primer tiempo, por 6 en el segundo).

A consecuencia del nuevo escenario, el bloque castellonense no tuvo más remedio que retrasar una importante cantidad de metros (imágenes de abajo) y terminar defendiendo con sus dos medioscentros en el balcón del área. La presa tenía nombre y vestía de amarillo.

Altura de los pases de la Real en el 1T (Foto: Squawka)

Altura de los pases de la Real en el 1T (Foto: Squawka)

Altura de los pases de la Real en el 2T (Foto: Squawka)

Altura de los pases de la Real en el 2T (Foto: Squawka)

 

 

 

 

 

 

Con un carácter puramente contragolpeador, Marcelino esperó al minuto 70 para sustituir a Dos Santos por Nahuel: una pieza vertical para alimentar las transiciones. Segundos antes había dado entrada a Trigueros en un flácido intento por dar oxígeno a un centro del campo claramente sometido. La Real estaba robando mejor (y sobre todo más arriba) en la segunda mitad.

Jonathas, el hombre de las segundas partes, entró por Bruma y liberó la banda a Yuri, que también sería sustituido por Héctor. Reconocido un mejor posicionamiento en el campo, es igual de destacable la escasa determinación de la escuadra donostiarra en las zonas de remate. Como el Real Madrid en El Madrigal, los locales consumieron el tiempo y la esperanza con innumerables centros que Victor Ruiz y Musacchio se encargaron de despejar (2/2 en duelos aéreos. 8 despejes. 5 intercepciones. Todo en los últimos treinta minutos).

El riesgo de un contraataque resolutivo era un dilema del que Eusebio era consciente, pero la derrota pesaba más. En el 87′ Denis Suárez lo interpretó de maravilla y sentenció un encuentro más igualado de lo que el resultado final refleja.

Eusebio: “En el primer tiempo nos faltó una mayor velocidad, determinación. Ir con mas fe a portería contraria. Hemos intentado controlar el partido, pero desde una velocidad de balón no demasiado alta y eso nos ha penalizado. En el segundo tiempo sí que hemos metido el ritmo que debíamos haber metido desde el principio […] Veo muchas cosas buenas en mi equipo, claro que no lo suficiente para obtener resultados positivos […] En el juego estamos muy cerca de lo que quiero, pero tenemos que perfeccionar los detalles […] Hoy tenía la idea de que Imanol jugara detrás de Jonathas y un poco alrededor. Dejábamos la banda izquierda libre para que subiese Yuri primero y Héctor después con la idea de tener dos jugadores por banda y dos en el remate”

Marcelino: “Los primeros 20 minutos creo que fueron nuestros. A partir del gol nos vinimos un poco atrás, teniendo poca continuidad en la combinación y luego en el segundo tiempo la Real nos dominó claramente. Cierto es que sin ocasiones claras de gol, pero sí tiró muchos córners y nos dominó con mucha gente. No tuvimos opción de salir tras recuperación. […] Nuestro bagaje defensivo y sobre todo el tremendo partido de nuestros dos centrales nos garantizó que cediésemos muy pocas ocasiones de gol al rival”

Sustituciones: Xabi Prieto entró en el 57′ por Granero. Jonathas gozó de 20 minutos tras sustituir a Bruma (70′) y diez minutos despuñes Yuri abandonó el lateral para cedérselo a  Héctor (80′).

↑Aplauso de la semana: Aritz Elustondo. Le tocó bailar en el sector preferido del rival, y a pesar de ser Denis Suárez el que abrió el marcador, no fue en su banda donde se cocinaron las jugadas de peligro/gol.

↓Suspenso de la semana: Agirretxe, Canales y Granero son los nombres señalados en el primer periodo. Al equipo le faltó dinamismo por su escaso ofrecimiento por dentro.

2 comentarios en “Día 5: R. Sociedad-Villarreal (0-2) o cuando el submarino se arrugó

  1. Pingback: Día 24: Villarreal-Real Sociedad (0-0): comodín Diego Reyes | La mano de David

  2. Pingback: Día 32: Real Sociedad-Las Palmas (4-1): la sonrisa más importante | La mano de David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s