Día 4: Getafe-R. Sociedad (1-1) o cuando el detalle se llamó Sergio

Ernesto Valverde definió a Xabi Etxeita como un jugador que “siempre está concentrado pensando en dónde están balón y rival”. Sin entrar en la veracidad de sus palabras, lo que no es debatible es el gran peso de esos dos aspectos en el buen funcionamiento del colectivo. Ahora mismo el centro de la defensa realista está trabajando para que el “casi siempre” pierda  el adverbio y pueda por fin considerarse una zaga estable durante los 90 minutos. Son muchos los detalles por pulir en la escuadra de Eusebio Sacristán, pero la consistencia de la muralla de seguridad es más importante si cabe. Sus pecados pesan más que los demás, como sucedió contra Las Palmas (Copa), Eibar o anteayer ante el Getafe.

El encuentro

XI: Rulli; Elustondo, Reyes, Iñigo, De la Bella; Illarra, Granero; Vela, Canales, Bruma; Agirretxe (4-2-3-1)

Bajas: Yuri, Zurutuza, Zaldúa, Raúl Navas, Mikel González

Getafe: Guaita; Damián, Cala, Alexis, Lago; Sarabia, Juan Rodríguez, Lacen, Lafita; Scepovic, Vázquez (4-4-2)

Real Sociedad y Getafe necesitaron pocos segundos para confirmar lo que sus entrenadores habían vaticinado en la previa. Con o sin profundidad, el técnico txuri-urdin tenía claro que su equipo tendría la posesión, y Escribá que el suyo llegaría a portería contraria con ataques explosivos o de corta duración.

“Dominarles a veces puedes llegar a hacerlo, pero encontrar espacios para llegar a zonas de remate es complicado, juntan mucho sus líneas”. Eusebio Sacristán (previa del Getafe-Real Sociedad)

Colocadas las piezas, la Real se adueñó del balón y del tiempo durante largas fases del partido. Sin embargo, en la dirección del ataque organizado donostiarra había influencia directa de la disposición del equipo getafense. Al conjunto de Escribá le interesaba mucho que los Canales, Granero y Agirretxe no recibieran por dentro para no poder meter al equipo en campo contrario. Con la dura intención de que eso no sucediera, la pareja de delanteros (Scepovic-Vázquez), los artífices de la victoria ante el Villarreal, tenían la tarea de no presionar a los centrales, cerrarse por dentro y guiar al poseedor del balón hacia la banda. De esta manera, cuando Reyes o Iñigo tuvieran que elegir una opción de pase, todos los jugadores con la camiseta blanquiazul tendrían en su espalda como mínimo a un jugador azulón encimando para, en caso de robo, salir corriendo hacia el área contraria.

Más aún, en caso de que el lateral recibiera el balón (como Elustondo en las imágenes de a continuación), uno de los delanteros debía cerrar el pase hacia atrás. En definitiva, Escribá planteó una especie de jaula que, como luego veremos, Canales desvirtuó sin excesiva complicación.

sistema presion getafe

Mecanismo defensivo GET (I)

sistema presion getafe 2

Mecanismo defensivo GET (II)

 

 

 

 

Mecanismo defensivo GET (III)

Mecanismo defensivo GET (III)

Estas son algunas imágenes de la secuencia que más se repitió a lo largo del partido del viernes. Como se puede apreciar, Lacen y Juan Rodríguez ejercieron de sombra de Granero y Canales (por orden de mención), los laterales (Lago-Damián) se pelearon con Vela y Bruma, los centrales vigilaron a Agirretxe (las disputas con Alexis fueron especialmente divertidas), y por último, los laterales realistas tenían por delante a los extremos (Sarabia-Lafita). En cuanto a Illarramendi, tuvo total libertad de movimientos siempre que se moviera por delante de los delanteros.

Mecanismo defensivo GET (IV)

Mecanismo defensivo GET (IV)

Dentro de siete días, cuando el Villarreal visite Anoeta, comprobaremos (salvo que Marcelino nos sorprenda) que la conducta de los delanteros puede ser muy diferente en dos equipos que utilizan el mismo sistema (4-4-2). A decir verdad esto no es nuevo, porque el Eibar ya lo probó. Por si aún no lo visualizáis, os adjunto un vídeo con unos cuantos ejemplos de cómo el Getafe quiso que todo sucediera en el lateral.

La Real, al igual que contra el Eibar, no encontró profundidad. No tanto porque el armamento defensivo del Getafe estuviera conteniendo el potencial ofensivo txuri-urdin, sino por el escaso desequilibrio individual que tuvo el equipo en el Coliseum.

La Real aprovechó que el Getafe no encimaban a sus centrales para hacer cambios de orientación al lado débil

La Real aprovechó que el Getafe no encimaba a sus CTs para hacer cambios de orientación al lado débil

Sin Yuri, los de Eusebio confiaron todo al uno contra uno de Vela y Bruma. Y claro, ni el mejicano (espeso y desacertado) ni el portugués (veloz en la aceleración, pero inestable en los controles y la toma de decisiones) tienen a día de hoy lo que su entrenador buscó en la gélida noche madrileña.  O mejor dicho, no lo tienen con continuidad. Prueba de ello es que Damián Suárez y Roberto Lago, sin ser precisamente los mejores marcadores de La Liga, no necesitaron ayuda. Respecto a las llegadas peligrosas, las dos mejores ocasiones del conjunto guipuzcoano fueron un remate de Vela (producto de la pillería de De la Bella, que sacó rápido de banda para que Canales pusiera un balón atrás) y una jugada messianica de Bruma (que quizá distorsionó un poco lo que realmente fue su partido).

sistema presion getafe 4

Como en la imagen del anterior párrafo, el central (Iñigo) cambia de orientación para que el extremo (Vela) rompa en el otro lado

En cuanto a las armas del Getafe, el balón parado, el robo (que fue escaso: 23% en tackles en el primer tiempo y 5 intercepciones, de las cuales 4 fueron en campo propio) y los balones en largo fueron su esperanza principal. Por muy inocente que pareciera, lo cierto es que Álvaro Vázquez, habituado a hacer el fuera-dentro desde la banda, encontró un vacío en la espalda de Diego Reyes, quien padeció una serie de desconexiones que por poco no condenaron al equipo.  Más allá de eso, la Real tuvo dominadas las cuatro esquinas  del rectángulo de juego.

Mapa de pases del Getafe en el 1T. Se dedicó a jugar muy en largo.

Mapa de pases del Getafe en el 1T. Se dedicó a jugar muy en largo (Foto: Squawka)

El segundo periodo comenzó con el 1-0 de Sarabia. Como casi todo, el gol tiene su explicación. En el fútbol los detalles son determinantes. Y en este caso un sobreesfuerzo de Canales (curioso que el sacrificio fuera el origen de un error) tambaleó todo el árbol defensivo de la Real. ¿Por qué Juan Rodríguez, que no es un jugador proclive a cruzar la divisoria, asiste un gol desde la banda? Lo vemos en la siguiente secuencia que consta de tres capturas explicativas.

1-0 parte 1

1-0 (I). Canales, encargado de marcar a Juan Rodríguez, se olvida de su par y decide presionar al poseedor del balón. El resto de componentes marcan a su par sin detectar al hombre libre.

1-0 (II)

1-0 (II). Guaita envía en largo a la zona donde hay superioridad. Vázquez baja el balón, Rodríguez recibe y conduce el balón provocando la presión de Illarra (se libera su zona)

1-0 parte 3

1-0 (III). El Getafe emplea una combinación rápida en dicha zona y es el propio Juan Rodríguez el que acaba sirviendo el gol.

Evidentemente una simple mala presión no puede ser objeto de toda la crítica. Jugadores como De la Bella (no encima al centrador), Rulli (dubitativo en la salida) e Iñigo (por segunda semana consecutiva, Martínez llegó tarde en el achique) son algunos de los protagonistas que aportaron su granito de culpa. En general, el grupo leyó mal la jugada.

Antes del gol Eusebio ya había reorganizado al equipo con matices similares a los del partido del Eibar: los extremos intercambiaron posiciones (Vela se arrimó a la banda izquierda y Bruma pasó a la derecha). Sin embargo, a diferencia que en el derbi guipuzcoano, ahora era De la Bella el que debía sorprender desde atrás. El catalán ni fue punzante, ni dio síntomas de que pudiera serlo con frecuencia. En el lado contrario, Bruma creó (gracias a una recuperación de Elustondo, que estuvo nuevamente cumplidor en su función) un gol que Guaita deshizo con una mano salvadora a remate de Agirretxe. De las botas del portugués, en cambio, se vislumbraron pocas cosas en la segunda parte.

A la Real le costó arrancar, puede que debido al impacto de verse inesperadamente debajo en el marcador. El único que rompía la monotonía era Canales, que respondió al error del 1-0 frustrando precisamente al asistente del mismo. Porque Juan Rodríguez nunca fue un oponente; cuando Sergio se proponía recibir y conducir, lo hacía sin demasiada dificultad. El cántabro se erigió en la luz de entre tanta laguna.

Lacen, el servil compañero de Rodríguez, tuvo por momentos la doble tarea de cubrir y cerrar una vía que llegaban a ocupar hasta tres jugadores (Granero, Canales y Agirretxe). Precisamente fue en esa zona, la del mediocentro, donde Granero provocó la falta del empate. En dicha jugada, Canales se las arregló para sacar a Juan Rodríguez de su zona (fijaros a partir del minuto 2:52 del próximo vídeo) y generar un 2×1 (Jonathas y Granero vs Lacen) en el balcón del área.

El Getafe ya no presionaba como en la primera mitad, había disminuido su altura y además Eusebio había metido a Jonathas en el campo para remediar la inferioridad en el resultado. El brasileño volvió a sustituir a Vela con más de media hora por delante (Agirretxe pasó al carril izquierdo, aunque contaba con toda libertad para invadir la zona de remate).  El efecto fue incontestable, ya que el ex pupilo de Escribá participó en el gol de la igualada y tuvo dos oportunidades para poner el lazo a la remontada, aunque desgraciadamente para él Guaita había decidido que aquella iba a ser su noche. Finalmente, otra vez en condición de visitante, la Real dejó volar dos puntos debido a detalles que, al contrario que otras muchas veces en esta misma temporada, definieron el global en su contra.

Eusebio: “Hemos tenido ocasiones y hemos estado cerca de su portería. Guaita ha estado muy bien […] Cuando se han puesto por delante ha sido un momento delicado para nosotros. Esos 10-15 primeros minutos del segundo tiempo, después de haber hecho un primer tiempo bueno, donde teníamos el partido más o menos controlado, recibir un gol en ese momento ha sido una situación complicada de la que nos hemos rehecho […] Hoy creíamos que el peligro podría llegar por bandas, con el desequilibrio de los unos contra unos de Carlos y Bruma. Hemos apostado por eso. Cuando hemos visto que se han puesto por delante, necesitábamos que todo lo que rondaba por el área tuviera más mordiente y hemos optado por Jonathas”

Escribá: “En la primera parte estuvimos mal; ellos tuvieron más el juego, manejaron el ritmo […] curiosamente en el mejor momento fue cuando llegó el empate. […] La Real es un equipo que está entre el 5 y el 10 clasificado viendo el potencial que tiene y viendo los cambios que han sacado se da cuenta uno de la plantilla que tiene”

Sustituciones: Vela abandonó el césped 6 minutos antes que en el partido anterior (64′) nuevamente por Jonathas. Un agotado Sergio Canales cedió el sitio a Xabi Prieto (82′) y por último  Carlos Martínez sustituyó (86′) a Aritz Elustondo (cambio por lesión).

↑Aplauso de la semana: Canales

↓Suspenso de la semana: Vela

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s