Día 1: Real Sociedad-Sevilla (2-0) o cuando sobraron pruebas

Reiniciar el contador, cambiar de cuaderno y archivar todas las notas del último año en el cajón del recuerdo. Cuando algo cambia suele venir bien tener un ritual de asimilación. Yo lo tengo. Todo sea por evitar comparaciones entre lo que sucedió y lo que falta por suceder. Porque aunque los resultados del futuro puedan guardar relación con la herencia del pasado (independientemente de si ésta es mala o buena), nada cuenta más que el presente. Después de todo, ganar el domingo que viene es lo que importa; lo que suma y, sobre todo, une.

El encuentro

XI: Rulli; Elustondo, Mikel, Iñigo, Yuri; Illarra, Pardo; Bruma, Xabi Prieto, Canales; Agirretxe (4-2-3-1)

Bajas: Jonathas, Oier, Zaldúa, Raúl Navas, Zurutuza

Sevilla: Sergio Rico; Mariano, Andreolli, Rami, Tremoulinas; Vitolo, Krychowiak, N’Zonzi, Reyes; Iborra, Immobile (4-2-3-1/4-4-2)

El estreno de un entrenador es uno de los pocos periodos en que el aficionado no sabe realmente qué opinar. Si lo hace es por darse el gusto de disimular un nerviosismo que se despeja en cuanto comienza el Día D. El sábado fue el turno de Eusebio Sacristán, y aunque 90 minutos no da para conclusiones, sí se pueden mencionar las primeras intenciones del nuevo entrenador de la Real Sociedad.

posicion en estatico

Disposición de la Real en ataque estático

La Real fue a por el balón desde el inicio, el Sevilla decidió no complicarse en demasía con los pases, y el partido, aproximadamente hasta el 2-0, se convirtió en una secuencia continua de posesión-transición. Como vemos en el dibujo de la primera imagen, las posesiones realistas dibujaban un esquema concreto. Los mediapuntas (Xabi Prieto por izquierda, Canales por derecha) ocupaban espacios interiores con la espalda mirando al portero rival, Agirretxe fijaba centrales sin descartar la recepción y tanto Bruma (o Elustondo) como Yuri abrían el campo.

La Real inclinó el juego ofensivo hacia la derecha

La Real inclinó el juego ofensivo hacia la derecha (Foto: Squawka)

La razón por la que Berchiche (y no el jugador de banda, en este caso Canales) daba amplitud era que el cántabro ocupaba la zona de Xabi Prieto en cuanto la Real abría a banda y el capitán a su vez permutaba constantemente con Bruma. Así que fue en la derecha, como en los viejos tiempos, donde la Real Sociedad intentó hacerse fuerte.

ataque por derecha, disposicion con balon 2

La Real atacando por la derecha (I)

ataque por derecha, disposicion con balon 3

La Real atacando por la derecha (II)

 

 

 

 

 

ataque por derecha, disposicion con balon 4

La Real atacando por la derecha (III)

A ese grupo de jugadores también se sumó Rubén Pardo, el más suelto de los dos creadores (Illarramendi comenzaba y cerraba todas las jugadas). En este aspecto, el mecanismo con balón conllevaba asumir que cualquier pérdida de balón podía costar muy caro porque el repliegue con dos hombres menos (Pardo y Yuri quedaban eliminados) eran potenciales 4vs4 entre los tres centrales (+Illarra) contra los cuatro delanteros (Vitolo, Iborra, Immobile y Reyes). Así nos encontramos algunos ejemplos como el del minuto 5, cuando acontece el mano a mano de Immobile partiendo desde la derecha -anulado por fuera de juego-; en el min. 8 casi situación de 4vs3 si no es por un despeje; en el min. 11 también sucede una situación similar. De igual manera que la Real perdía en el repliegue, también podía suceder que el origen de algunas ocasiones del conjunto donostiarra fueran producto de un robo a gran altura (como la ocasión de la volea de Xabi Prieto en el segundo periodo). Sin embargo, no fue lo habitual.

Precio de perdida 1

Este es el precio de la pérdida. El Sevilla arma una contra de 4vs3, aunque un mal envío de Mariano (lateral derecho) evita que la Real defienda en clara inferioridad

Las pocas veces que el Sevilla pudo robar (13% entradas exitosas en el primer tiempo, 47% en el segundo) siempre decidió salir en largo. La supremacía en la guerra de los centímetros y la presión de la Real eran buenos alicientes para que Emery optara por esta vía. En este sentido, que Rulli fuera la figura más destacada del primer periodo fue un estímulo para que el técnico guipuzcoano no cambiara la dirección de juego de su equipo.  Porque aunque la Real ganara en número de combinaciones, los pases del Sevilla, mucho más cortos, tuvieron muy buenos porcentajes de acierto (62% en el primer tiempo, 70% en el segundo). A efectos prácticos, la diferencia de los más de 150 pases entre los dos equipos no repercutieron en el dominio. De hecho, el marcador final castigaría al equipo que perdonó ocasiones perfectamente ideadas y benefició al bando que liquidó el partido gracias a dos malos despejes del rival. La pillería y el fútbol: el capítulo más viejo de este deporte.

Iborra descargando, Immobile a la carrera (su mejor faceta como delantero) y dos agujas por los exteriores (Vitolo derecha, Reyes izquierda)… el Sevilla estaba rompiendo a su manera. Pero, confiados en su velocidad, olvidaban que aún quedaban Illarramendi primero, Mikel González e Iñigo (elogiable partido del primero) después, y en último lugar la mano de Rulli. El estado de alerta de estos cuatro sumó puntos.

En cuanto al peso ofensivo txuri-urdin, a pesar de la intensidad de su presión, no fue notoria. La variedad de movimientos de Bruma (estuvo desacertado en las últimas decisiones, pero transmitió comodidad compartiendo terreno con Xabi Prieto) y las dos acciones de Canales en el 40′ (dos recepciones por dentro a la espalda de N’Zonzi) fueron las acciones que provocaron un pequeño crujido (de los pocos del partido) en el bloque visitante.

De forma similar, en la segunda mitad la Real continuó priorizando las aperturas a banda (nunca en superioridad numérica) y mezcló con numerosos envíos en largo (ahí estaba Xabi Prieto para bajarlas) cuando la presión sevillista fue incómoda. Aunque fue desde la presión por donde surgió la mejor ocasión antes de que cayeran los goles.

Robo adelantado (I)

Robo adelantado  de Yuri (I)

Robo adelantado (II)

Remate de XP (II)

Eusebio concedió a Mikel Oyarzabal nada menos que media hora de Primera División. Ya desde el primer día Sacristán parece querer mandar un claro mensaje a todos los niveles que componen el club.  El mediapunta eibarrés dejó muestras de desvergüenza, errores de jugador descarado y hasta se atrevió a fintar sin balón y taconear con él. Cosas que siempre emocionan a la grada si el que lo hace es de casa.

Finalmente Krychowiak despejó en dos ocasiones en contra de los intereses del equipo hispalense. Agirretxe remató el primero, y Xabi Prieto el segundo (curiosamente ambos fueron también goleadores en el 4-3 del año pasado).  La audacia fue capital en la primera victoria en casa de la Real Sociedad. También las buenas intenciones, que fueron varias e incompletas. Sobraron pruebas de lo que Eusebio quiere que su equipo sea. Sin embargo por ahora sumar los tres puntos es el mayor festín, y en el que debe colocarse el foco. Para implantar ideas se requiere el paso del reloj, y en este instante a la Real le urgen horas de entrenamiento, repetición y ejecución. Indudablemente de eso tocará hablar más adelante.

“Las victorias te dan tiempo para hacer más cosas, ganar te regala tiempo para construir el futuro”. Pep Guardiola

Eusebio: “Me ha gustado la intensidad de mi equipo, su intensidad y la determinación para, aún siendo un partido de mucha fuerza, ir a su propio campo para alejarlos lo más posible. Hemos intentado tratar la pelota siempre que nos han dejado.  […] En el primer tiempo, aun sabiendo que podíamos tener dudas sobre si éramos capaces de dominar, lo que sí hemos tenido es intensidad para igualar la propuesta de fuerza del Sevilla. Mantener esa intensidad y poner la pausa en determinados momentos nos ha permitido marcar los goles […] Es verdad que en la primera fase del segundo tiempo ellos han estado cerca de nuestra portería y Rulli nos ha mantenido en pie porque ha hecho dos intervenciones fantásticas, pero al final la victoria ha caído en nuestro lado”

Emery: “El equipo ha tenido controlado el primer tiempo. Sin generar muchas ocasiones hemos estado cerca de su portería […] En el inicio del segundo tiempo el control ha ido incluso a más; la ocasión clara que ha parado Rulli y el disparo de Vitolo. Pero el acierto también entra dentro del juego para poder llevar el partido a tu terreno, y ha ocurrido lo contrario. Ellos con sus aproximaciones han encontrado acierto con el gol de Agirretxe […] Hemos evitado su presión saltando líneas con nuestra gente de segunda línea. Hemos presionado bien en la salida de balón”

Sustituciones: Mikel Oyarzabal sustituyó a Bruma (62′), Bergara entró por Canales (79′) para cerrar y poner candado al resultado. Carlos Martínez entró en el 88′ por Aritz Elustondo.

↑Aplauso de la semana: Mikel González. Sustituir al titular (Reyes) y ser el punto de partida de los robos realistas

↓Suspenso de la semana: 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s