Día 37: Real Sociedad-Atleti o cuando no alcanzaron la cima

Ya ha pasado casi un año. La rapidez con la que corre el fútbol se escapa de la lógica matemática. Ya hace casi un año del primer y único (veremos si último) partido de Asier Santana al frente de un plantel de primer nivel. Fue entonces cuando la Real Sociedad sumó una de las pocas victorias de la temporada. Ya hace casi un año del fichaje de David Moyes. Y su efecto en el club txuri-urdin no ha dejado de ser una cuenta pendiente. Pero sobre todo, ya hace casi un año de la época en que Antoine Griezmann era suplente del Atlético de Madrid. El francés, digno producto realista, volvió a Anoeta para estampar el sello de la evolución, la que precisamente falta a su ex equipo.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Reyes, Iñigo, De la Bella; Markel, Illarra; Canales, Vela, Zurutuza; Agirretxe (4-4-2)

Bajas: Raúl Navas

Atleti: Oblak; Juanfran, Giménez, Godín, Filipe Luis; Correa, Gabi, Tiago, Koke; Griezmann, Jackson (4-4-2)

Con la vuelta de Koke, y por ende, la reinstauración del 4-4-2, el Atlético de Madrid decía adiós al parón internacional con una inmejorable noticia en pos de cubrir los designios de su entrenador. Alternar con un 4-3-3 bailarín (Oliver Torres a la cabeza) no estaba conectando con los adjetivos que el ‘Cholo’ Simeone desearía implementar en su equipo. Ciertamente, de haberse enfrentado hace dos semanas, la Real se hubiera encontrado a un rival decaído en el juego posicional, desprotegido en los tres carriles, y sujeto “solamente” por la autosuficiencia de sus dos pequeños diablos (Correa y Griezmann).

De inicio, por tanto, los colchoneros encaraban la tarde con mejor cara. En cuanto a los anfitriones, Moyes no quiso que su equipo pasara por alto este detalle e intentó adaptarse a la circunstancia de Koke. Y digo intentó, porque en la banda derecha (la más fuerte del equipo rojiblanco y por el contrario, la más desprotegida de la Real) florecieron los agujeros desde un principio.

vela cnales 1Canales fue el elegido para acudir al apoyo del lateral (Zaldúa) y Vela pasó a acompañar a Agirretxe (esto sucedía en fase defensiva, en la ofensiva el mejicano permutaba con Canales con la clara intención de generar confusión en las dos férreas líneas defensivas del conjunto rojiblanco). Así pues, por primera vez en la temporada, las bandas de la Real fueron ocupadas por dos piezas de pura naturaleza interior (Zurutuza y Canales).

vela cnales 2

Sin embargo, apartar a Vela del ala no trascendió en el plan colectivo del Atleti, que no era otro que hacerse fuerte con la salida de Filipe Luis, los movimientos y la fina técnica de Koke, los apoyos de Tiago, y los desmarques (tanto de apoyo como de ruptura) de Griezmann y en menor medida de Jackson Martínez. En 10 minutos el bloque madrileño alcanzó dos veces el área pequeña de Rulli. En una de ellas surgió el gol.

moyes priorizó tapar a Koke y sin embargo fue el que mas balon recibio

David Moyes dijo en el postpartido que el 4-4-2 estaba ideado para tapar a Koke, y sin embargo la asociación de éste con Filipe Luis fue la más repetida del encuentro (Foto: FourFourTwo)

Mapa de pases del Atlético de Madrid en el primer tiempo (Foto: Squawka)

El Atleti inclinó su juego hacia la izquierda (Foto: Squawka)

Volviendo a la acción del 0-1, si bien es cierto que Illarramendi comete un error impropio de la dimensión de su fútbol (hay que apuntar que en la primera media hora de Málaga, aunque en esa ocasión desde la base de la jugada, también asumió riesgos más de la cuenta), el 0-1 es una cadena de errores provocada por la disposición defensiva del equipo. En esa jugada concreta, la Real no constaba de un piloto de emergencia para responder a un potencial contraataque. El proceso de la jugada es revelador:

  1. Zaldúa no cierra hacia el eje longitudinal -> Koke recibe mirando hacia portería contraria
  2. Markel sigue la trayectoria del balón y cambia de marca (Griezmann) para intentar llegar hasta poseedor de balón (Koke) -> Griezmann libre
  3. Antoine recibe con los centrales abiertos (Jackson distrae a Iñigo Martínez desde la derecha, cuando en principio al defensa no debe preocuparle nada de lo que suceda en banda si hay una clara amenaza por dentro)
  4. Gol.  El final no es más que una prueba de que el fútbol es un todo, y si cuando atacas no prevés la pérdida (aunque la tenga tu mejor jugador), el daño es irreparable.
accion del gol

Captura tras pérdida de Illarramendi en el 0-1

Al margen del resultado, la posesión (ni qué decir del dominio) tuvo continuidad en el sector visitante por varias razones. La primera de todas, la presión de Griezmann y Jackson sobre los centrales. Si algo hemos sacado en claro en estas últimas jornadas es que cuando las dos principales vías de salida (Iñigo y Reyes) están bajo presión, Rulli no contempla el pase a un tercero (y menos si el que baja a recibir es el mediocentro menos dotado, en este caso Markel). Por este motivo la Real entró en la -ya habitual- dinámica del juego en largo (búsqueda de Agirretxe) y las disputas. Campos que normalmente (no tanto este año) el equipo de Simeone domina. A decir verdad, también en aquellas acciones que el Atleti no mantenía la presión alta, el juego realista se perdía en el pase hacia atrás y el pelotazo de Rulli llegaba tarde o temprano.

pases 1T

El mayor problema no fue tanto que el meta argentino se coronara el quinto pasador del primer tiempo como el vacío sistema del juego interior que Canales, Zurutuza no pudieron ejecutar (por cuestiones lógicas). Al igual que cuando jugamos contra el mar, el balón terminaba una y otra vez rechazado de vuelta al campo blanquiazul porque, como contra Sporting, Betis y Málaga, las primeras dos líneas del rival nunca recibieron golpes a su espalda (Gabi y Tiago disfrutaron de una tarde tranquilísima en Donosti, detalle que, por edad y estado de forma de ambos, no debería de haber sido tan apacible).

Siempre en inferioridad numérica (4vs3 a lo sumo), los extremos de la Real luchaban por ocupar el espacio entre volante y mediocentro atléticos para ser un puente que metiera al equipo txuri-urdin en campo contrario. Un mecanismo que, aunque a ratos funcionara (como en el min. 23 cuando Vela provoca una falta a pase de Canales), no parecía ser una gran opción porque en el último tercio siempre se recurría a las aperturas a banda, y ahí el Atlético se hacía enorme.

zuru mecanismo

Laterales abiertos, Zuru/Canales en zona interior, delantero de ese lado apoya (en esta acción es Vela) y el extremo del lado contrario se acerca a la mediapunta.

canales int

Misma situación pero en la banda derecha. Inicia el central. Laterales abiertos, Canales en zona interior, delantero correspondiente en el apoyo (Imanol) y Zuru cerca de la mediapunta.

Como apunte positivo, al contrario que en el resto de anteriores semanas, la transición defensiva estuvo a la altura de las necesidades (difícil resaltar esto cuando el primer gol viene por el carril central, pero la realidad es que el Atleti solo consiguió hacer daño por fuera). Es aquí donde hay que marcar en negrita el nombre de Markel Bergara. Menos técnico, más dado a desprenderse de la pelota, el de Elgóibar compensó los movimientos de Illarramendi, liberando de funciones a éste, y además demostró ser un plus corriendo hacia atrás y/o ubicándose en el lugar que la jugada le reclama. Es decir, es el ejemplo contrario a los nombres que normalmente ocupan su puesto.

Sin llegar a los brazos de Jan Oblak, la Real inició la segunda parte acumulando pases al mismo ritmo que en la primera. Mediante centros etéreos y jugadas de estrategia uniformes (del 60′ al 66′, Illarramendi lanzó 4 córners al primer palo y minutos después un quinto al corazón del área pequeña), la Real encontró a su manera una ruta —de poca resolución- de someter al rival. Simeone reaccionó quitando a Correa (el peor defensor del lado colchonero, y escorado en una posición en la que no tuvo impacto alguno) y dándole a Ferreira Carrasco y Fernando Torres la labor de alargar al equipo. Una doble incorporación que además de saciar las intenciones del ‘Cholo’, posteriormente provocaría la consecución del 0-2.

En cuanto a Moyes, que su equipo pasara de los 400 pases (más de la mitad se perdieron antes de llegar al último tercio) y ver al contrincante metido por momentos en su campo parecía ser la razón de su sosiego. El extraño conformismo del escocés conllevó que el primer sustituto fuera a falta de 15 minutos. Teniendo al equipo abocado a driblar por banda, constaba de poco sentido que Zurutuza y Canales continuaran en el césped. Jugando a pierna cambiada y sin generar combinaciones en la zona del vértice del área, sus roles se reducían a que pudieran inventarse un centro como el de Granada o Málaga. Finalmente en el 73′ entró Bruma por Canales y 10 minutos después Jonathas y Pardo (por Zurutuza y Markel). Con más acumulación que orden, hasta Illarra se animó a amenazar la frontal del área.

El los últimos instantes Torres encontró premio en una acción precedida por la polémica. Sin entrar en si fue falta dentro del área o no, lo verdaderamente importante para el futuro de la Real es que Jonathas siempre produce cuando sale al campo. Con la provocación de una falta primero (amarilla a Gabi) y la jugada del penalti después, fue junto a Vela el mensaje más amenazante de los últimos 10 minutos. Pero, en la línea de todo el partido, la Real se quedó muy lejos de la cima. Se conformó con arrinconarla.

Moyes: “El equipo ha jugado muy bien hoy. Hemos jugado contra uno de los mejores conjuntos de Europa y en la mayor parte del partido se lo hemos puesto muy difícil. No merecimos perder. […] Nos faltó disparar a puerta, tener suficientes ocasiones, pero cualquier puede decir lo bien que defiende el Atlético de Madrid. […] Hemos intentado jugar compactos, porque no queríamos que Koke y Griezmann entraran en juego. Ha sido un partido apretado, y cuando hemos tenido el control hemos hecho buenos pases, hemos tenido amplitud para centrar y hacer algunos pases finales […] Elegimos a Markel por el tipo de partido. Necesitábamos su físico, la fuerza de su juego”

Simeone: “Koke nos equilibra mucho cualquier situación del medio, ya sea defensiva como ofensiva. Hoy siendo su primer partido de regreso tuvo un impacto importante. […] En el segundo tiempo nos costó salir de la zona de peligro, aunque también es verdad que no recibimos situaciones claras de peligro. Cuando pasamos a tener cinco en el medio tuvimos un poco más de referencia y nos dio aire para explotar algún contragolpe”

Sustituciones: Bruma entró al campo por Canales (73′), pero esta vez no vimos su regate. Jonathas y Pardo (83′) sustituyeron a Zurutuza y Markel.

↑Aplauso de la semana: Markel Bergara. La flaqueza ofensiva del conjunto txuri-urdin eclipsó la fortaleza que añadió el acompañante de Illarra, pero indudablemente su trabajo ahí queda.

↓Suspenso de la semana: las sustituciones.

2 comentarios en “Día 37: Real Sociedad-Atleti o cuando no alcanzaron la cima

  1. Me ha gustado mucho el video de Markel; tener un jugador como él por delante de la defensa da muchísima tranquilidad. Creo que debería de tener muchos más minutos de los que está teniendo, nuestra portería lo notaría. Junto con Illarra, ya puedes poner delante las piezas que más te gusten.. se puede construir cualquier cosa que se te ocurra.., pero la seguridad defensiva es primordial.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s