Día 36: Málaga-R. Sociedad (3-1) o cuando se llegó en desventaja

“Portería a cero significa estar más cerca de ganar”. Aunque esta sentencia bien podría firmarla el mismísimo David Moyes, en realidad son palabras que salieron de la boca de Unai Emery tras empatar en la primera jornada ante el Málaga. Precisamente bajo esa única premisa, la de dejar la portería en blanco, la Real ha conseguido llenar el saco con los pocos puntos que a día de hoy le sitúan en la parte más profunda de la clasificación. Porque salvo excepciones, desde hace ya bastante tiempo a la Real le genera vértigo tener que dar la vuelta a un resultado. Para la agonía de su fútbol no hay peor receta que la de estar por debajo en el marcador. Y ayer, en La Rosaleda, enfermó de nuevo por lo mismo.

El encuentro

XI: Rulli; Elustondo, Reyes, Iñigo, De la Bella; Illarra, Pardo; Vela, Canales, Zurutuza; Agirretxe (4-2-3-1)

Bajas: Zaldúa, Navas

Málaga: Kameni; Rosales; Angeleri, Weligton, Torres; Duda, Tissone, Recio, Juan Carlos; Cop, Charles (4-4-2)

En cada ataque (des)organizado que la Real Sociedad fabricó el sábado me acordé de de un texto en el que Pep Guardiola (2006) explicaba que  Ricardo Lavolpe obligaba “a salir jugando, que no es otra cosa que jugadores y pelota avancen juntos, al mismo tiempo. Si lo hace uno solo no hay premio, no vale. Han de hacerlo juntos. Como lo hacen los novios cuando salen juntos”.

Y es que la Real Sociedad interpreta el juego posicional como una suma de improvisaciones asimétricas que siempre acaban en el mismo puerto: la banda. Sin desarrollar conceptos clave como el hombre libre, sin velocidad en la circulación, con conducciones esporádicas de Illarramendi… Los jugadores que forman el once inicial no saben del cómo, y lo más grave, del porqué de las cosas.

En este sentido no es más grave recibir dos goles en menos de 10 minutos (ante un equipo que llevaba más de 500 minutos sin anotar un gol) que tu central/mediocentro no sepa qué hacer con el balón cuando recibe un pase del portero. Lo primero, al fin y al cabo, es un destello del que alguien como Iñigo Martínez saldrá adelante. La segunda situación, en cambio, es una crisis de identidad colectiva que requiere mayor dedicación.

accion del 1-0, illarra

Imagen previa a la pérdida de Iñigo Martínez en la acción del 1-0.

No está de más apuntar que en la acción del 1-0 Iñigo no tiene más remedio que retroceder hacia atrás (el error es en el golpeo, no en la decisión) porque nadie acude desde segunda línea (Pardo, Canales, y en menor medida Zurutuza) a ofrecer una línea de pase que saque del aprieto al compañero. Ésta es una conducta teóricamente básica en una salida en la que la Real buscaba amplitud con los hombres de banda. Un caso bien distinto fue el 2-0, donde la responsabilidad de Iñigo Martínez es tan sencilla de entender como la ejecución de un mal despeje.

presion Real

La Real presionó muy arriba para recuperar el balón en zonas donde poder ahorrarse la construcción.

presion Real 2

Presión de la Real (II)

 

 

 

 

 

Con el 2-0 el conjunto guipuzcoano trató de resetear la película, comenzar un nuevo partido. Y aunque el equipo no combinó ni una sola acción colectiva que terminara en tres cuartos de cancha (como en el anterior encuentro, el gol llegó en la primera ocasión), Zurutuza volvió  a emular la acción de Granada encontrando desde la izquierda al que hasta hoy está haciendo de 9, Imanol Agirretxe. La acción, por cierto, se origina en una intercepción y una conducción de Iñigo Martínez. A continuación veremos el proceso de la jugada mediante capturas. La falta de atención de la zaga malaguista en los últimos metros (es un 3vs2 con superioridad numérica en el área, pero la defensa no controla la distancia respecto a las marcas —Canales e Imanol-, a lo que hay que sumar una probable mala salida de Kameni) estuvo a la altura del buen remate de Imagol.

accion gol 1

Iñigo roba (I)

Acción del 2-1 (II)

Conduce, atrae y libera el sector izquierdo (II)

 

 

 

 

Acción del 2-1 (III)

Suelta a Vela y éste conecta con Canales (III)

Acción del 2-1 (IV)

Canales abre a Zuru y éste sirve a Imanol (IV)

Aun habiéndose tambaleado la vieja guardia boquerona con la primera llegada realista, los de Javi Gracia esperaron en campo propio (aunque el técnico navarro ordenaba constantemente a su equipo que dejara de resguardarse atrás) para mirar de cara a una Real que manejó de aquella manera la posesión. Sin Amrabat en el campo, el plan de alargar el campo como en el Bernabéu (o como el año pasado contra la propia Real) era un ejercicio muy, muy complicado. Charles y Cop vivían de un pase interior de Duda y del desborde de Juan Carlos por la izquierda (a quien Aritz Elustondo sujetó de manera notable). La producción de ataques, por lo tanto, estaba en manos del bando donostiarra. Y las hubo.

Pero es importante no pararse aquí. Porque aunque es muy cierto que la Real mejoró los números en materia de llegadas (hasta 6 en el primer tiempo), la naturaleza de éstas no se crearon en contextos en principio visiblemente favorables. O por lo menos no fueron la consecuencia de una geometría estudiada. Resultaron más notorios los despistes de la defensa malaguista (como el que hemos citado en el 2-1) que las ventajas creadas por la artillería txuri-urdin. Un ejemplo de que las ofensivas no tenían constantes es el primer remate (min. 20) de Agirretxe tras el gol, en el que vuelve a estar en situación de inferioridad pero Angeleri pierde la pista del usurbildarra. Misma situación pero en banda contraria (la derecha), una simple apertura (min. 27) a banda (precedida por una buena conducción realizada por motu propio de Illarramendi) acaba con un cabezazo de Agirretxe tras anticiparse a Angeleri (la noche del argentino es de las que el aficionado no olvida si su equipo pierde).

mapa de pases Real 1T+

Mapa de pases de la Real en el primer tiempo (Foto: Squawka).

Para complementar el resumen sobre la extrema simpleza de las jugadas del conjunto blanquiazul, en esta imagen vemos la facilidad con la que el equipo renunció a tener peso en el juego interior. Canales no recibió balones entre líneas. Recio y Tissone veían desde buena posición cómo el mediapunta cántabro apoyaba en las zonas intermedias para facilitar la salida de balón, pero a partir de la línea divisoria no causaba ningún tipo de daño a la medular local. La única amenaza a su espalda era Agirretxe, que éste sí, estaba nadando por la piscina malaguista con gran eficiencia (demostró ingenio para rematar todo lo que le llegó).

Vela se juntaba de vez en cuando con el resto de los zurdos (Agirretxe compensaba escorándose a la derecha), pero la única jugada elaborada sucedió en la banda opuesta. En el 40′ la única oportunidad que de verdad guardaba síntomas de sentido colectivo fue en la que a falta de 5 minutos para el descanso, un truco de Agirretxe acabó en el larguero. Aunque a decir verdad el remate del canterano volvió a tener luz verde por un error no forzado de Miguel Torres y Recio (que no  ven la internada de Imanol por su espalda a causa de no levantar la mirada sobre el balón, ubicado en ese momento en la frontal y en posesión de Canales). En cualquier caso esta vez sí que el equipo trenzó con armonía una jugada que mereció acabar en la red.

jugada del 39'

Acción del minuto 40 (ampliar imagen)

En la reanudación la dirección del enfrentamiento concurrió por el mismo cauce. Hasta aproximadamente el momento de las sustituciones, lo más destacado del encuentro fue el escaso rendimiento que la Real sacó a sus balones de estrategia. Cambiar los lanzadores (Illarra sustituyó a Pardo en el golpeo de todo balón parado) no evitó que la curvatura de los envíos continúe siendo de muy fácil respuesta para la defensa rival. Ya sean centros imprecisos o bombeados, la realidad es que los centímetros que la Real acumula en área contraria en los saques de esquina y/o faltas laterales no están siendo nada exprimidos.

Hasta el minuto 70′, un disparo desde la media luna de Agirretxe (error de Angeleri en el despeje, y ya van 3 faltas graves) no intimidó a Kameni. Una ocasión en la que, una vez más, el equipo guipuzcoano se volvió a saltar la línea de creación para buscar directamente al delantero (Reyes centró desde la banda). Parte de ese vacío en los espacios intermedios radica en el rol de Rubén Pardo. Entiéndase rol como “conducta que un grupo espera de un miembro en una situación determinada”.

Acabamos de entrar en octubre y no se sabe si la función de Rubén es la de organizar, la de lanzar o la de simplemente despejar la zona (sin arrastrar a nadie) a Illarra (el sábado, quitando los últimos 20 minutos en los que fijó su posición en el eje para repartir las posesiones a una banda y otra, se quedó a medio camino de las tres funciones). Mientras su aguante físico sí revela que su entrenador ha metido mano, las pruebas de su fútbol relacionado con el balón dejan entrever a un jugador poco próximo al balón, desconectado del juego por sus movimientos nada armónicos, defensivamente perdido en el repliegue (Illarra tuvo que apagar algún que otro fuego nuevamente) y todavía poco conexo con la idea de un ritmo fluido del balón (en su favor hay que decir que el panorama cada vez que levanta la mirada es escalofriante por la falta de movimientos que hay arriba). Si recibe la pelota es porque viene hacia él, y pocas veces al revés.


Números de Rubén Pardo:

  • Primer tiempo: 23/29 pases completados. Solamente 10 pases frontales con éxito.
  • Segundo tiempo: 28/34 pases completados. 16 pases frontales con éxito.

Con la entrada de Bruma (72′) los donostiarras encontraron el desborde que Vela (previsible en movimientos y lento en ejecución) no pudo imprimir al equipo. Por entonces el Málaga ya se encontraba con uno menos y Moyes había decidido que dos referencias eran necesarias en el área. Como hiciera en numerosas ocasiones el curso pasado, Jonathas (entró en el mismo minuto que Bruma) arrimó el hombro con Agirretxe y luego Prieto (sustituyó a Elustondo en 75′) ocuparía la posición de un carrilero derecho para colar centros que su técnica puede elaborar.

panorama tras sustituir a Zuru

Dibujo de la Real con la entrada de Jonathas.

El resultado fue similar al del Villamarín, acumular gente arriba no resultó y además a Charles se le ocurrió dar el último broche anotando el hat-trick de la jornada. Ahora llega un nuevo parón de dos semanas, tiempo de trabajar la moral para afrontar con la mejor de las caras un calendario que empieza a elevar su altura: Atlético (Local), Levante (Visitante), Celta (L), Las Palmas (V), Sevilla (L) y Barça (V) son los retos restantes del mes.

Moyes“Creo que el equipo jugó muy bien tras los primeros 10 minutos, seguramente los mejores minutos de la temporada. Hemos creado muchas oportunidades, pero no las finalizamos y acabamos castigados por los dos goles del inicio. […] El equipo está mejorando, incluso esta noche he visto señales de mejora. Hemos jugado tramos de muy buen fútbol en este partido.”

Gracia: “Ha sido igual que el resto de partidos en cuanto a igualdad e incertidumbre. […] Nos hemos visto muy pronto con un 2-0 y esa ventaja la hemos perdido rápidamente con una situación muy evitable. Sabemos del peligro de nuestro rival de hoy, de sus centros laterales y sobre todo del peligro de su banda izquierda con Zurutuza y con Vela a pierna cambiada. Sus centros laterales que van llegando son peligrosos y difíciles de defender y sobre todo la buena entrada de Imanol Agirretxe, que ya hizo un gol prácticamente idéntico contra el Granada. […] En inferioridad numérica nos ha tocado defender y trabajar”

Sustituciones: Bruma y Jonathas fueron el doble cambio en el 72′ (salieron del césped Canales y Zurutuza). Xabi Prieto (75′) entró por Aritz Elustondo.

↑Aplauso de la semana: Agirretxe. Implacable el canterano haciéndose dueño de situaciones que tácticamente no jugaban a su favor. La pena fue no haber acertado como en Los Cármenes.

↓Suspenso de la semana: Rubén Pardo. En el cómputo global, creo que la apatía y la indefinición de Pardo lastró más al equipo que los errores de Iñigo Martínez en el tramo inicial. A largo plazo desde luego.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s