Día 35: R.Sociedad-Athletic (0-0) o cuando no quisieron bajarla

Son las 20:29 y Carlos Vela comparte el círculo central con Canales para realizar el saque inicial del gran derbi vasco. Algo sale mal y Velasco Carballo manda repetir la ejecución. Primera premonición de que el partido será un manojo de nervios. Solventado el error, Iñigo Martínez recibe el primer balón al pie y golpea en largo hacia el vértice de la banda derecha. Desde entonces, y hasta casi el final, el balón no bajaría nunca de las nubes.

El encuentro

XI: Rulli; Elustondo, Reyes, Iñigo, De la Bella; Illarra, Pardo; Vela, Canales, Zurutuza; Agirretxe (4-2-3-1)

Bajas: Zaldúa, Raúl Navas

Athletic: Iraizoz; De Marcos, Etxeita, Laporte, Balenziaga;  San José, Beñat; Susaeta, Raúl García, Sabin; Aduriz (4-2-3-1/4-4-2)

Real Sociedad y Athletic están cogiendo la mala costumbre de regalarnos enfrentamientos de muy poco contenido. Duelos que si no es por la rivalidad que se respira en la calle, tildaríamos de cargantes. Al igual que el año pasado, el peligro en el primer derbi de la temporada dependió de una disputa, una segunda jugada o un balón parado bien empleado. Sin ninguno de estos tres condicionantes, nadie de la última línea hubiera podido llegar a puerta contraria.

presion Real con 2 Dcs

La Real presionó a gran altura en todo el 1T. Canales y Agirretxe sobre centrales, Pardo (con lagunas) e Illarra atentos a Beñat y las llegadas desde 2ª línea. Zuru-Vela vs laterales. De la Bella-Aritz vs extremos. Y la más importante de las batallas: Reyes-Iñigo vs Aduriz-R. García

La primera mitad fue una guerra de gomas elásticas, como en el colegio. Podría interpretarse que los 32 pases en largo del primer periodo (cifra récord desde la llegada de Moyes) del conjunto donostiarra (31 en el caso de los bilbaínos) fueron producto de la presión del rival. Sin ir más lejos, tanto David Moyes como Ernesto Valverde se escudaron en este argumento cuando en rueda de prensa se les preguntó por la mareante insistencia de jugar en largo. En el caso rojiblanco, la estrategia cobra sentido cuando Aduriz y Raúl García son las dos boyas que componen la delantera. Por este motivo cuesta pensar que la presión realista, y no la incapacidad creativa (especialmente San José), fuera una razón de peso para que Valverde optara por la verticalidad en su máximo nivel. Además el ‘Txingurri’ ya había dejado un claro aviso de sus intenciones tras el primer derbi del año pasado (1-1 en Anoeta) después de manifestar su arrepentimiento por no haber desplazado más veces el balón por el aire.

Valverde (14/12/2014): “No hemos interpretado bien lo que requería el juego; ellos nos apretaban con los dos delanteros a los centrales y nosotros intentábamos jugar por dentro y nunca en largo. […] El partido pedía balones en largo. De hecho en un par de jugadas que hemos hecho pases de más distancia nos hemos enganchado en la mediapunta y hemos tenido alguna opción de marcar”.

presion inicial athletic

El Athletic también imprimió gran intensidad en su bloque defensivo.

En el caso de los guipuzcoanos, a fecha de hoy la cruda realidad dice que la salida de balón es tan poco fiable (y menos contra un oponente apasionado como el Athletic) como poco productiva. Nadie se mueve, todos esperan —lejos, muy lejos de la zona de maquinación- mientras Iñigo, Reyes e Illarra se ceden el balón sin ventajas en el frente (la jugada del famoso penalti por manos de Illarramendi surge porque el propio Asier comete un error en una apertura a banda, que a su vez es producto de falta de apoyos en zonas intermedias). Por otro lado, hay que decir que el peso del ‘4’ en fase ofensiva fue esporádico porque estuvo especialmente atareado en defensa.

En este sentido, por directriz de Moyes o no, Pardo ofreció muy pocas ayudas al Pulpo de Mutriku. El característico sosiego del riojano en los repliegues obligaban a Illarra a moverse de un lado a otro sin tiempo para recuperar oxigeno. El ex madridista acumuló coberturas a Pardo (ocupaba posiciones de mediapunta en los primeros 30-35 minutos cuando la Real atacaba en estático) y a los centrales (cuando Aduriz y sobre todo Raúl García atraían la atención de Iñigo o Reyes). Evidentemente para que tal sacrificio exista el equipo contrario tiene que tener algún tipo de dominio. Y aunque no fueran oleadas de gran despliegue, el Athletic estaba siendo, no sé si dominador, pero sí el equipo más cómodo en la hierba.

mcs 3

Posicionamiento de Illarra y Pardo cuando la Real ataca en estático. La indefinición con la que Pardo ocupa el espacio es un problema muy grave.

mcs 4

Esta es una jugada en la que Reyes participa en una disputa en mediocampo e Illarra hace la cobertura al mejicano.

 

 

 

 

 

Los laterales no profundizaron como ante el Granada: Aritz Elustondo sumó 1 centro lateral en los primeros 45′. De la Bella 0.

altura defensa 1

Altura línea defensiva realista (I)

Algo que mencionar de la primera parte (y que se prolongó tras el descanso) fue el poso con que Iñigo Martínez y Diego Reyes encararon la batalla frente a las dos referencias blanquirojas. Estadísticamente hablando (9/14 duelos aéreos directos) el dúo impuso su bravura  hasta el pitido final, y además utilizaron la regla para mantener a raya (o mejor dicho, lejos de Gerónimo Rulli) a la artillería del Athletic.

Altura línea defensiva (II)

Altura línea defensiva realista (II)

La Real achicó espacio con la línea defensiva a gran altura y así evitar que las segundas jugadas cayeran cerca del área. En carreras de largo recorrido Aduriz y Raúl eran potencialmente inferiores a Reyes y Martínez.

Altura de la línea defensiva (III)

Altura de la línea defensiva (III)

En la segunda parte hubo una mejoría en campo rival que lideró Zurutuza (ya en el primer tiempo la mejor ocasión, a disparo suyo, y otra de Canales llevaron su firma). Zuru se adaptó como pudo (y con nota) en la soledad de su zona. Pausó el juego, cubrió el balón con el cuerpo (provocó alguna que otra falta peligrosa), dio tiempo a incorporaciones desde segunda línea y se sacrificó sobremanera en defensa escoltando a De la Bella (por allí corrían Susaeta y De Marcos).

Pero el cansancio comenzaba a pesar, incluso antes de que Moyes decidiera mover ficha en el 73′. Con Bruma y Xabi Prieto dentro (salieron Canales y Zurutuza), la Real consiguió salir de su parcela del campo (la presión ya no era tan alta como en la primera hora de partido) a través del extremo portugués. Después de seis jornadas por fin vimos al Bruma juguetón, regateador y preciso en su banda menos natural. Hasta se atrevió (y salió vencedor) a driblar por su lado malo. Su impacto alertó también a Valverde, que introdujo a Lekue para armar el carril. Quien también armó uno de los carriles fue Moyes, aunque tarde, con la incorporación de Jonathas (85′). Los pocos segundos que le concedió su míster los exprimió hasta tal punto de intimidar más que Agirretxe. Un portento de la talla del brasileño merece más minutos, no quepa duda.

El partido acabó con el lazo correspondiente, el del cerocerismo. El mejor resultado, o por lo menos el más representativo, viendo lo ocurrido entre las cuatro líneas blancas. Nueva semana en la que la Real acumula puntos, pero también en la que se le atraganta la victoria en su feudo. Ahora toca de nuevo rendir fuera de casa, en la Rosaleda, estadio en el que el equipo txuri-urdin no se ha encontrado con la derrota desde 2006. Toquemos madera.

Moyes: “La intensidad y el compromiso de los jugadores ha sido muy buena. Muchas cosas que se necesitan en los derbis las hemos tenido. Podríamos haber pasado mejor o terminar mejor las jugadas, pero tengo que decir que los jugadores han demostrado una energía fantástica y hemos tenido mala suerte de no ganar el partido. […] Diego e Iñigo han jugado fenomenal. En el caso del segundo, tiene el nivel para jugar con la selección española. Ha crecido mucho como jugador, y cuando él ha jugado hemos sufrido mucho menos.”

Valverde: “Partido de mucha pelea. Nosotros queríamos imponernos y cuando hemos tenido el dominio no nos hemos puesto por delante. […] Ya sabemos como son estos partidos. Todos presionan; nosotros obligamos a ellos a salir en largo y ellos a nosotros.  No hay que olvidar que venimos de perder un partido contra el Real Madrid por haber sacado el balón de manera absurda, y eso también ha condicionado a veces en el juego del equipo. […] Teníamos el recuerdo del año anterior, cuando en los primeros minutos lo pasamos mal porque nos robaron bastante juego en los primeros 10 minutos y por eso hoy hemos jugado un poco más en largo. “

Sustituciones: Bruma entró por Zurutuza (73′) para dar mordiente al último tramo del duelo. Xabi Prieto entró en el campo en el mismo minuto en detrimento de Canales. Jonathas sustituyó a Agirretxe (85′).

↑Aplauso de la semana: Iñigo-Reyes.

↓Suspenso de la semana: Pardo. Tiene a un socio, Illarra, que disimula sus carencias y aún así su peso en ataque sigue sin apreciarse. Como apunte, tampoco está siendo útil en las jugadas de estrategia, las cuales él se encarga de poner en el área.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s