Día 31. Real Sociedad-Sporting (0-0): el arco sin flecha

Con la nueva dinámica del mercado, la figura del entrenador complacido, los proyectos ambiciosos y el empacho de fichajes tienden a estar lejos de España. Sin dinero en la hucha (o con él, pero teniendo las monedas contadas), solo una gestión extraordinaria salva a un equipo de La Liga a generar ilusión verdadera. Afortunadamente en los últimos años España ha estado copada por numerosos ejemplos de esta porte: Villarreal, Sevilla, Athletic, Málaga, Atlético de Madrid… y desde esta temporada, Real Sociedad apunta maneras. En el primer año natural de David Moyes se han reforzado las líneas con piezas a las que no se les esperaba. El ejemplo más cercado es el de Asier Illarramendi, que debutó este sábado ante el Sporting de Gijón consumiéndose así el epílogo de un gran cometido de la directiva y el inicio del prólogo de una ilusión incipiente. Ahora falta lo más difícil: que entrenador y equipo no se queden en ser simplemente una lista de grandes nombres.

El encuentro

XI: Rulli; Aritz Elustondo, Reyes, Iñigo, De la Bella; Illarra, Pardo; Xabi Prieto, Vela, Bruma; Jonathas (4-2-3-1)

Bajas: Raúl Navas (lesión), Carlos Martínez (lesión), Zaldúa (lesión)

Sporting de Gijón: Cuéllar; Lora, Luis Hernández, Espinosa, Isma López; Carmona, Sergio Álvarez, Nacho Cases, Jony; Guerrero, Sanabria (4-4-2)

Mismos jugadores (quitando las bajas obligadas), mismo sistema, pero diferente marco. Esta vez tocaba debutar en Anoeta, asumir la iniciativa de tambalear el resultado y romper una defensa sportinguista que siete días antes pudo contener a Gareth Bale, Cristiano Ronaldo, Jesé, James Rodríguez e Isco. Para tal misión, Moyes eligió a Illarra con los ojos cerrados, primando sus condiciones futbolísticas sobre la fugacidad de su llegada a Donosti. Y con unos pocos segundos del de Mutriku sobre el campo, ya se contempló un nuevo comportamiento colectivo hasta ahora desconocido.

arco y flecha 1

Salida lavolpiana (I)

La Real de Moyes, en los más de nueve meses que lleva el escocés en la entidad txuri-urdin, nunca ha contemplado la salida lavolpiana. Hasta ahora el equipo siempre había preferido asentarse en las segundas jugadas mediante envíos en largo, las descargas de los hombres con centímetros (Xabi Prieto, Jonathas) y preferiblemente que el balón se moviera lejos del área defendida por Rulli. El sábado, sin embargo, la Real antepuso la salida en limpio con tres hombres en la primera línea (imágenes) y saltar al resto de líneas con el balón jugado. La presión con dos delanteros del Sporting (dibujo de 4-4-2 de presión alta en el inicio, más baja después) convertía a Asier en la versión más alonsista.

Salida lavolpiana (II)

Salida lavolpiana (II)

Salida lavolpiana (III)

Salida lavolpiana (III)

Pero la vuelta del “4” a la Real Sociedad fue más ilusionante que efectiva. Ilusionante porque los primeros 45 minutos de Illarra desprendieron atrevimiento, calidad en el control y el primer pase, técnica suprema para la superación de líneas y una sensación de tranquilidad que su equipo reclama. Sin embargo, salvo en situaciones puntuales, estas cualidades no se potenciaron primero, porque el Sporting defiende excelente, y segundo, porque la Real tiene un problema estructural agonizante en la parte ofensiva. El 0-0, además de ser el resultado al descanso, reflejaba el cómputo de paradas de los dos guardametas.

Que sus dos grises temporadas en el Real Madrid pesarán en sus actuaciones a corto plazo parece probable. Pero aun estando un escalón por debajo del nivel ofrecido en la 2012-13, los destellos que dejó Illarramendi en la primera mitad de Anoeta invitan a pensar que la Real dejará de partirse tantas veces como el año pasado (la mejor ocasión del partido, un remate de Vela, nace de un arranque que hace Illarra para que Bruma centre desde la banda). Obviamente no solo al crecimiento de Illarra le falta un empujón. Sin ir más lejos, su potencial pareja de baile (Rubén Pardo) debe empezar a encontrarse con su fútbol urgentemente.

mal posicionamiento pardo 1

Mal posicionamiento de Pardo (I).

Aún tiene 22 años y la afición espera —ya impaciente- el impacto que presupone su talento. También es cierto que seguramente sea ésta la primera temporada en la que el riojano va a estar tan bien acompañado y será uno de los líderes del juego. Nunca su velocidad mental estuvo tan bien rodeado por jugadores que ofrecerán (cuando el equipo carbure) numerosas líneas de pase. Ahora con Illarra cerca, los deberes defensivos que con Granero estaba obligado a realizar pasarán a mejores manos.

Mal posicionamiento pardo 2

Mal posicionamiento de Pardo (II)

Lo que Rubén sí que no podrá permitirse es, como ante el Sporting, vacilar en sus movimientos. La ocupación de espacios intermedios para un buen escalonamiento, los desmarques de apoyo y su labor en generar superioridades numéricas en mediocampo son fundamentales si la intención de Moyes es mejorar la calidad de las posesiones (por no hablar de los cambios de orientación que a día de hoy no hay rastro de ellos, también porque el equipo no se mueve). Es decir, que si Illarra va a ser el arco que ocupa todo lo ancho del campo, Pardo será la flecha que de continuidad a la velocidad de las jugadas.

Mal posicionamiento pardo (III)

Mal posicionamiento de Pardo (III)

En la tarde del sábado, como una de tantas otras, el juego interior —plano- de los donostiarras volvió a ser una fase intermedia para abrir a banda y que allí el lateral (De la Bella/Aritz) cruzara el balón al área o bien que los buenos (Xabi Prieto, Vela) se las ingeniaran con alguna fantasía. No he nombrado a Bruma porque, torpe e impreciso en todas las facetas, su errática actuación merece un capítulo aparte en el texto.

Por otro lado, la Real insistió durante toda la primera mitad con incursiones por la banda en la que jugaba su peor lateral. Porque Aritz Elustondo, aunque buen defensor, no es un gran centrador. Y si el planteamiento blanquiazul es, valga la redundancia, ya de por sí un planteamiento simple (iniciación de jugada-apertura a banda-centro), el equipo está exigido a rozar la perfección en su especialidad.

Duelos Bernardo-Luis

La pareja de centrales Espinosa-Hernández ganó el 77% de los duelos aéreos (Foto: Squawka).

Tal y como refleja la imagen, debido al binomio de Bernardo Espinosa y Luis Hernández, además de las buenas basculaciones de sus compañeros, el encuentro pedía centros calibrados para que Jonathas u hombres de segunda línea encontraran oportunidades de remate. Pero quitando un remate a la media vuelta del delantero brasileño, la película no tuvo escenas de acción.

Al igual que en Riazor, en el segundo tiempo se igualaron las fuerzas y el dominio pasó a ser dueño de nadie. Aunque, eso sí, esta vez Moyes sí que vio la necesidad de hacer sustituciones. Sacó a Illarra del césped (Markel entró en el 75′) para poner a Pardo al mando, y cuatro minutos antes Canales y Chory (ambos en el 71′) habían intercambiado posiciones con Xabi Prieto y Bruma. Y aquí hacemos una pausa, porque más allá de su poca destreza para combinar en la banda menos natural (la izquierda), una de las novedades que Moyes ha incorporado en el esquema táctico del equipo es la posición del extremo portugués.

Posición Bruma (III)

Posición Bruma (III)

Posición Bruma (IV)

Posición Bruma (IV)

Bruma partió desde la banda izquierda pero su zona de influencia cruzó la frontera de la banda contigua en más de una y dos ocasiones (en Riazor también le vimos por momentos en la banda derecha). Ya hemos comentado que la Real decidió desde el inicio hacerse fuerte en derecha, y cuando el joven fichaje realista se acercaba a aquel sector, era De la Bella el único jugador que ocupaba el lado débil. ¿Cuáles fueron los efectos de esta maniobra? Teniendo en cuenta el número de oportunidades, las señales de éxito no aparecen por ningún lado. Además, suponiendo que Vela era el elegido de cambiar la orientación del juego, su escaso rendimiento en la elaboración del mismo mermaron las posibilidades de aprovechar esta disposición ofensiva. Algo idéntico, aunque en la otra banda, se probó la pasada campaña en la victoria ante el Levante (1-0) en Anoeta y en aquella ocasión sí que funcionó mejor (hasta tal punto que la jugada dio el gol de la victoria).

Posición Bruma (III)

Posición Bruma (III)

Posición Bruma (IV)

Posición Bruma (IV)

Para terminar, hay dos aspectos en la fase defensiva que entiendo merecen ser rescatados. En primer lugar, Iñigo y Reyes se entienden. Sus dos primeras jornadas tienen una pinta excelente. Avispados en el corte, dueños del espacio para retener los contraataques de los visitantes, atentos a sus marcas (Sanabria y Guerrero, inutilizados en todo momento) y con un primer pase notable que favorecen la circulación.

El segundo detalle, que avisamos de su pista en la primera jornada, es que definitivamente la Real ya no defiende puramente en zona. Las jugadas de estrategia están teniendo una respuesta positiva gracias a una composición mixta: se cubren el primer y segundo palo (Xabi Prieto y De la Bella), Jonathas se coloca en el corazón del área y el resto (Iñigo, Reyes, Elustondo) marcan a los hombres de peligro. En estas dos primeras semanas los resultados son una llamada a fiabilidad defensiva; Rulli no ha tenido que intervenir en este tipo de ataques. Es, por lo tanto, a partir del circulo central donde David Moyes tendrá que reinventar para que este parón de selecciones sea del todo provechoso.

Moyes: “Los jugadores han trabajado para marcar, pero el Sporting ha defendido muy bien y nos lo han puesto realmente difícil. Realizaban rápidos contraataques. […] Illarramendi estuvo excelente, creo que en la primera mitad ha sido el mejor jugador del campo. […] Creo que hemos jugado bien, aunque nos ha faltado realizar el último pase de gol. Tenemos que mejorar en esa faceta para crear más situaciones de gol.”

Abelardo: “En el primer tiempo ellos se hicieron dueños del partido, a nosotros nos costaba salir con posesión de balón, dar tres o cuatro pases seguidos, pero el equipo se defendió con orden. […] En el segundo tiempo estuvimos mejor; incluso creo que en los 15-20 últimos minutos podíamos tener el partido en nuestra mano con alguna contra. Nos hemos defendido con mucho orden, dando nuevamente una buena imagen. […] La Real tiene dos pivotes que juegan muy bien, arriba a gente rápida y vertical, y atrás tiene una buena circulación de balón con Diego e Iñigo.”

Sustituciones: Canales y ‘Chory’ Castro (ambos en el 71′) entraron por Bruma y Xabi Prieto respectivamente.  Así como en Riazor los cambios fueron tardíos y dieron un poco de resultado, en esta ocasión se realizaron a tiempo pero el impacto en el desarrollo de los últimos instantes, salvo un par de profundidades de Chory, no surgió nada que rompiera la defensa rojiblanca. Markel Bergara entró por Illarra a falta de 15′ para el final.

↑ Aplauso de la semana: Illarramendi.

↓ Suspenso de la semana: Bruma. Retuvo demasiado el balón, y cuando soltaba el esférico no dejaba en ventaja al compañero. Pases imprecisos, controles nerviosos… mal inicio del prometedor veinteañero.

Un comentario en “Día 31. Real Sociedad-Sporting (0-0): el arco sin flecha

  1. Pingback: Día 12: Espanyol-R.Sociedad (0-5) o cuando Rubén puso las flechas | La mano de David

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s