Día 26: R. Sociedad-Levante (3-0) o cuando Vela alumbró el túnel

“Nos gustaría jugar siempre así”. David Moyes salió encantado de San Mamés. Aun no habiendo alcanzado la victoria, por primera vez en su experiencia fuera de las islas pudo presenciar un partido puramente al estilo anglosajón. Pura Premier League. Por un momento el azul y rojo de los equipajes olían a fragancia de un Derbi de Merseyside. Pero tal y como dijo el escocés en la previa, para jugar encuentros de esta guisa el rival tiene que tener unas características aptas para ese tipo de encuentros. Y lo cierto es que el Athletic las tenía, pero el Levante no.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Mikel, Iñigo, Yuri; Granero, Markel, Pardo; Vela, Finnbogason, Xabi Prieto (4-3-3)

Bajas: Ansotegi (lesión), Canales (decisión técnica), Zurutuza (sanción)

Levante: Mariño; Iván, Vyntra, Ramis, Juanfran , Toño; Morales, Jose Mari, Simao, El Zhar; Victor Casadesús (5-4-1)

David Moyes introdujo novedades en el once inicial con el propósito de primar la mejora de las posesiones en el último tercio del rectángulo de juego. Ante una pronosticable defensa de cinco hombres (el Levante venía eligiendo esta opción con regularidad),  Markel fue la figura del sacrificio en pos de ahorrar esfuerzos defensivos a Granero y Pardo (interiores ambos de un 4-3-3). Ya en Copa el técnico de Bearsden había hecho una prueba similar, por lo que esta era la segunda ocasión en la que Rubén tomaba las riendas del último (o penúltimo) pase desde el inicio.

Panorama general LEV-REAL

Granero y Pardo se turnaban para bajar al circulo central y dar una salida limpia.

Saber si el sistema habitual hubiera tenido otro impacto es imposible. Imaginar a Canales favoreciendo la circulación tampoco es demasiado complicado. En cualquier caso el fútbol-ficción lo dejamos para quienes no quieren entender la realidad. Y ésta fue la de un dominio absoluto de los blanquiazules durante los primeros 30 minutos. Que en número de llegadas el marcador estuviera igualado no quita que el Levante estuviera excesivamente encerrado en su área.

Mapa de calor de la Real Sociedad en la primera media hora (Foto: Squawka).

Mapa de calor de la Real Sociedad en la primera media hora (Foto: Squawka).

Mientras los de Alcaráz se la ingeniaban para salir en largo, la escuadra txuri-urdin concentraba en el sector izquierdo su movimiento ganador.

Prieto, Yuri, Pardo y Vela hacían un corro en el vértice del área para invocar el gol. Y a base de concentrar tanto talento, fue cuando un truco de Xabi dio la bienvenida al 1-0 de Alfred Finnbogason (un estilo de gol que, por cierto, recuerda mucho al jugador que se hartó a marcar goles en la Eredivisie). La Real no camufló sus intenciones; los ataques por la derecha eran esporádicos y hasta cierto punto poco creíbles. De hecho, cuando se atacaba por la izquierda, en el lado contrario no la esperaba ni Zaldúa, que normalmente estaba pendiente de un posible contragolpe granota. En muchas ocasiones (fijaros atentamente en el siguiente vídeo), el motivo por el cual la Real iniciaba en derecha era para despejar el lado débil (una maniobra que, como subrayábamos en el último análisis, hemos echado muchísimo en falta en anteriores jornadas). El cometido del mexicano en estos casos consistía en agarrar el balón, atraer rivales, y seguidamente enviar un pase diagonal a la zona de Prieto y socios (el propio Vela acompañaba la jugada).

La deducción de esta táctica ofensiva era que Granero y Pardo básicamente eran mozos al servicio del mejor jugador del equipo guipuzcoano. Quien manejaba  e imprimía verdaderas ventajas al equipo era de tez morena. Era como si el ’11’ hubiera encendido una antorcha e iluminara el túnel de incertidumbre

En cuanto a la fase defensiva, a diferencia de otras ocasiones, Granero y Pardo concentraban su labor (imagen de abajo) en taponar la salida de los medioscentros (Simao y Jose Mari). Eso no solo significaba que Markel tendría que estar más atento a las ayudas, sino que Vela y Prieto debían retroceder metros para evitar inferioridades numéricas.

defensa en 4-1-4-1

Como luego veremos en varias imágenes, esto fue un ligero problema para los realistas (me atrevería a decir que el único), porque ya sabemos que ninguno de los dos susodichos es especialista en echar una mano a la primera línea (en favor de Xabi Prieto he de reconocer que tanto en San Mamés como en este partido ha demostrado en este sentido más de lo esperado). Aproximadamente a partir del minuto 35, el oxígeno del Levante comenzó a multiplicarse cuando supo que en banda tenía esta pequeña facilidad (Iván y Toño se juntaban con El Zhar y Morales para colgar balones al área). Hasta entonces, la situación estaba bajo control donostiarra.

La segunda de las mini-preocupaciones con las que el conjunto de Moyes sabía que debía tener cuidado eran los saques de esquina (la Real concedió 7 en 90 minutos) y los saques de banda que, como ahora veremos, en realidad también contaban como córners.

saque de banda 2

Saque de banda del Levante (I).

El poderío en el cielo era un factor que Alcaráz no estaba dispuesto a desperdiciar. Su equipo contaba con una sola referencia (Victor Casadesús) y la explotación de las bandas no le estaba rentando (Rulli no necesitó intervenir en toda la primera mitad excepto en un disparo lejano de Morales).

saque de banda 3

Saque de banda del Levante (II).

Desprovistos de recursos, el Levante consideró la estrategia como su única opción de escapatoria. En cuanto el balón salía por banda, Juanfran pedía el balón y acto seguido el área realista comenzaba a ser invadida por jugadores levantinistas. Por desgracia para ellos, allí esperaba la defensa que siete días atrás había secado a Aduriz.

Acciones defensivas Real

A pesar de la insistencia por el bombardeo aéreo, el Levante no tuvo ninguna acción exitosa en el área realista (Foto: FourFourTwo).

Pero la estrategia no existe si no llegas a territorio enemigo. Y para eso debía existir una debilidad que, como ya he mencionado, tuvo origen en la naturaleza defensiva de los hombres de banda. En realidad fue Vela, y no Prieto, el que produjo un continuo desajuste posicional en el carril derecho.

vela 1 de verdad

Vela en tarea defensiva (I).

Vela no baja 0

Vela en tarea defensiva (II).

 

 

 

 

Acciones defensivas de la Real (Foto: FourFourTwo).

Prieto hace la cobertura a Vela y éste no responde de la misma manera en banda contraria. Iván (lateral der.) termina recibiendo balón sin marca.

vela no baja 2

Vela en tarea defensiva (III).

 

 

 

 

 

 

Tras el descanso la cara del equipo blaugrana cambió en su tonalidad porque empezaban a sentirse cómodos con la pelota. Al parecer los últimos instantes del primer periodo era contenido suficiente para la charla de su entrenador. El Levante subió las líneas pero su reacción fue maltratada con el peor de los castigos: el 2-0 de Markel. La acción cayó del cielo gracias a un saque de esquina botado por Rubén Pardo. Como apunte a considerar, en estos 26 días (28 si contamos eliminatoria vs Oviedo) diré que es notable la diferencia entre la amenaza que genera Pardo en la estrategia y los balones botados por Granero. Siendo el pie del canterano mucho más fino a la hora de centrar al área, el “Pirata” se ha mostrado mucho más preciso en los lanzamientos directos a puerta que poniendo el ojo en uno de sus compañeros.

hervias 1

Con el 2-0 a la Real no le importó en exceso sacrificar parte de la posesión. El Levante continuaba en sus trece: saques de banda y la espalda de Vela. Moyes corrigió este último apartado dando minutos a Pablo Hervías (por Pardo en el 69′). De esta manera el joven canterano cerraría con mejor actitud la banda y ofrecería profundidad a la vez que el mejicano tendría libertad para moverse por todo el frente. Todos ganan.

saque de b 2T 1

Saque de banda del Levante en el 2T (I)

saque de b 2T 2

Saque de banda del Levante en el 2T (II)

La entrada de Kalu Uche y la adaptación al 4-4-2 del Levante no evitó el entendible delirio de la grada con el 3-0 de Carlos Vela. Entendible no porque el hombre del partido hubiera cerrado su actuación clavándola en la escuadra, más bien porque la Real llevaba más de 4 años sin marcar un gol de falta. Y el último en la lista de goleadores no era precisamente un tirador cualquiera, sino un tal Claudio Bravo. Moyes le concedió una ovación al mejicano, que fue sustituido por el debutante Eneko Capilla. Finalizaba así el encuentro posiblemente más plácido de la temporada. Dominio, goles, la ola en la grada…y una sensación de línea ascendente tras dar la cara ante equipos tan diferentes como Villarreal, Athletic y Levante.

Moyes: “El equipo está jugando muy bien estas semanas. Esta noche hemos controlado el balón, especialmente en los primeros 25-30 minutos. […] Una de las primeras cosas que me dijo el director deportivo cuando llegué aquí es que el equipo no marcaba a un gol de falta desde hace años. Yo le dije que romperíamos la racha este año.”

Alcaráz: “Ellos han manejado el balón, han tenido pocas ocasiones, pero las han rentabilizado […] A partir del 2-0 no nos ha salido nada y ya con el 3-0 se ha terminado.”

Sustituciones: Rubén Pardo por Pablo Hervías (68′), Xabi Prieto por Agirretxe (79′) y finalmente Vela por Capilla (87′).

↑ Aplauso de la semana: Carlos Vela. Saber que la lesión no va a entorpecer el duende del mejicano es la mejor noticia para lo que queda de temporada y para la que viene.

↓ Suspenso de la semana: 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s