Día 15: R. Sociedad-Sevilla (4-3) o cuando la cuenta la pagó el espíritu

Barcelona, Real Madrid, Atlético de Madrid y Valencia tienen en esta temporada un denominador común además de ser los cuatro colosos de la liga: ninguno ha ganado en Anoeta. Por colocación en la tabla (y por nivel de plantel) el Sevilla guardaba en su bolsillo el ticket del siguiente turno. Unai Emery prometía batalla en el estadio que en sus días como jugador consideraba su casa. Anoeta recibía a un equipo que dos días antes combatía por alargar su presencia en la Europa League ante el presuntuoso Borussia Mönchengladbach. El técnico hondarribitarra, tuvo que copar la alineación de jugadores suplentes. ¿Resultado? Como ya le ocurriera a Luis Enrique, lo terminaron pagando caro.

El encuentro

XI: Rulli; Zaldúa, Ansotegi, Iñigo, De la Bella; Granero, Pardo; Canales, Xabi Prieto, Chory; Agirretxe (4-2-3-1)

Bajas: Yuri, Vela, Zurutuza, Carlos Martínez, Mikel González

Sevilla: Sergio Rico; Figueiras, Arribas, Kolo, Tremoulinas; Iborra, Carriço; Deulofeu, Banega, Aleix Vidal; Bacca (4-2-3-1)

Es difícil que un 4-3, y con esta Real de por medio, no sea un partido marcado por los desajustes defensivos. Si a ello sumamos que el rival jugaba con varias “caras B” (Deulofeu, Arribas, Kolo, Figueiras, Aleix Vidal en banda izquierda…), el producto final de aquellos 90 minutos podía nacer cualquier tipo de desenlace.

def. posicional

Defensa posicional en 4-4-2 de la Real Sociedad

Los primeros 15 minutos fueron de ligero dominio visitante. La presión del Sevilla, los problemas en la salida realista y el cuadrado (o rombo) Tremoulinas-Banega-Aleix-Bacca castigando la espalda de Canales fueron los puntos más destacados. Sin llegar a inquietar seriamente a Rulli, el Sevilla se mostraba conforme con sacar jugadas de estrategia (córners) o centros laterales donde tarde o temprano su efectividad en esta materia podía darle resultado.

Presión_Sevilla

Presión sevillista de gran altura

superioridad izq 1

El Sevilla encontró en la izquierda su zona de confort (entre Deulofeu y Diego Figueiras, jugando en banda contraria, sumaron 2 balones en 15 minutos)

La Real, con Pardo definitivamente consolidado en la dirección de mando, buscó la pausa y la amplitud para intentar desajustar el árbol de los andaluces. Siendo la misión de Agirretxe bajar balones (darse la vuelta ante Carriço e Iborra sería sinónimo de pérdida de balón) y ofrecer balones de cara, Granero y Pardo solamente se dedicaron a mandar el balón a la banda.

canales int, lateral fuera

Disposición habitual de la Real cuando toca iniciar jugada. Pardo entre centrales, Granero escalonado en la línea de medios. Laterales muy abiertos y mediapuntas (Prieto o Canales) se colocan en zonas interiores para ofrecer línea de pase, generar espacios, crear superioridad por dentro y ayudar en la salida limpia

xp int, lateral fuera

El mismo ejercicio pero en banda izquierda

Sin razones de peso para adelantarse en el resultado (0 tiros a puerta), el fútbol de bajo vuelo del conjunto donostiarra recibió excesiva compasión con un gol fortuito (consecuencia de una pérdida en salida de Tremoulinas y posterior horrendo marcaje individual por parte de Arribas) de Agirretxe. El 1-0 fue algo circunstancial, no implicó nada en el desarrollo de la primera parte. El Sevilla siguió cargando el carril izquierdo, pero Bacca no encontró en ningún momento una ventaja que le diera opciones de encontrar red. La Real asumió la victoria parcial con bastante indiferencia. Su propósito siguió siendo el mismo: circular el balón vía Pardo y Granero, en ese orden de participación. Y aunque sus acercamientos fueran de una timidez pasmante, se pudo intuir a un Sergio Rico bastante dubitativo. Por su parte, los de Emery continuaban en su batalla personal por hacer buenas las maniobras aéreas (Iborra plantándose en tres cuartos de campo) pero no tenía resultado (Emery no debía estar demasiado contento con la cantidad de centros que Deulofeu desaprovechó desde el punto de esquina).

sistema en ataq posic

Esquema tipo de la salida de balón realista

Al final, a pesar de que Canales perdonó el golpe de la sentencia, fueron los de Nervión los que llevaron a mejor puerto su plan. En un córner botado minutos antes de llegar al descanso Kolodziejcza marcaba la igualada. Y aquí quiero detenerme un instante. Porque resulta extraña la improvisación que algunos jugadores adquieren a la hora de defender los saques de esquina. El Sevilla sacó casi una decena (8 si no llevo mal la cuenta) de balones desde el banderín y nunca vimos un patrón por parte de la zaga txuri-urdin más allá de la defensa en zona. Es decir, desde fuera daba la sensación de que los jugadores decidían en el momento a quién marcar. Como si eso no estuviera hablado desde hace días. Por poner algún ejemplo, en el primer córner del partido Iñigo Martínez se despreocupó del área pequeña para centrarse individualmente en Iborra (Xabi Prieto, Agirretxe, Ansotegi y Zaldúa en el segundo palo se encargaron de la tarea). Instantes después, centrando desde el lado contrario (izquierda), es De la Bella el que adopta el rol de ser la sombra de Iborra y Granero (!) tiene el cometido de no dejar escapar a Arribas. En la acción del gol, el propio De la Bella cubre a Kolodziejcza e Iñigo vuelve con Iborra.

De la Bella marcando a Iborra

De la Bella marca a Iborra en uno de los numerosos saques de esquina que botó el Sevilla

Sin dejar atrás una primera mitad saturada por el número de imprecisiones, la reanudación empezó de la peor manera para los visitantes. Un penalti de Tremoulinas en la primera jugada de peligro (partido del galo para olvidar, como el resto de compañeros que jugaron en la misma línea) daba a Xabi Prieto la oportunidad de fogearse. 2-1. Vitolo había entrado en el descanso por Deulofeu para solucionar el tema de la banda huérfana. Los minutos se consumían y la Real ya no tenía la posesión. Emery acudió a Denis Suárez para dar los pases (y el cambio de ritmo) que Iborra, cargado de minutos, no podía dar. Y como acostumbra el entrenador sevillista, acertó.

entrada de denis

El Sevilla con Denis Suárez ganó verticalidad, velocidad en estático y dejó de depender de Banega

La joya del Barcelona encontró su sitio escorándose a la izquierda y sirviéndose de su aceleración provocó la falta que remató Bacca para el 2-2 (falta de Granero, por cierto). Habiendo comentado anteriormente el continuo desconcierto de la defensa realista en las jugadas de estrategia, el gol del empate sevillista también podría añadirse a la lista de errores.

denis 2

Imagen de un contraataque en el que Banega conecta con Denis Suárez

Por otro lado, la espalda de Granero y Pardo corría peligro en cada golpe del rival. Moyes no encontró motivos para la sustitución y la Real estuvo media hora de reloj sufriendo el déficit posicional de sus organizadores. He aquí algunas instantáneas que resumen el problema:

granero sin criterio posicional en el mediocampo

Lento repliegue de Granero (I)

granero mas lejos

Lento repliegue de Granero (II)

mecioscentros sin bahar

En esta ocasión son ambos, Pardo y Granero, los que miran al balón y no lo que hay a su alrededor

secuencia 2

Esta imagen es la continuación de la anterior. Granero y Pardo, fruto de su excesiva distancia respecto a la línea de mediapuntas del Sevilla, siguen la jugada por detrás de balón

La Real retrocedía metros, Sergio Rico apenas era un punto amarillo que se diferenciaba a lo lejos, y los de rojo se estaban volcando sobre el área de Rulli de verdad. Finalmente la pronosticable desgracia llegó en forma de penalti (Gameiro, 78′). El tiempo y el juego se pusieron de acuerdo para que entre el 2-1 y el 2-3 concurrieran 30 minutos exactos. Media hora en la que la Real Sociedad, en su estadio, no tiró a puerta.

Pero algo tienen los giant-killing, como dicen en Inglaterra, que no necesitan jugar bien para llevarse resultados imposibles. La suerte, un error, un poco de“great spirit”, como repetiría luego Moyes en rueda de prensa. Todo es necesario para que Anoeta sea un campo indeseable. Quizá nunca tenga el ruido de San Mamés, pero aún conserva parte de la dificultad que suponía jugar en Atocha. Arribas, que “culminó” su actuación con un gol en propia puerta, encajó el 3-3 (gran acción que Xabi Prieto fabricó de la nada). Así, metidos en una especie de competición por saber quién podía cometer más trastadas, al equipo gipuzcoano le dio tiempo para meter un séptimo gol. Y no con una genialidad como la del 3-3, sino a través del movimiento más repetido por la Real a lo largo de los últimos años. Ya puestos a errar en situaciones básicas, a la defensa del Sevilla se le ocurrió no perseguir al cabeceador por excelencia de los guipuzcoanos.

Moyes: “Creo que hemos jugado muy bien, realizamos muchas cosas: marcar cuatro goles, demostrar gran espíritu y coraje parar encarar la derrota momentánea… […] El equipo tiene que ser más importante que un sólo jugador [la pregunta hacía referencia a la ausencia de Vela]. Hemos jugado bien con balón y por momentos tuvimos buena posesión del esférico […] Estaba descontento con nuestro juego después del 2-1. Hemos tenido 10-15 minutos en los que no hemos jugado demasiado bien”.

Emery: “La mentalidad del equipo ha sido buena, hemos cumplido con la idea de hacernos fuertes y salir en ataque por fuera con velocidad, con los laterales y con gente también por dentro para crear superioridades. No hemos encontrado acierto pero el partido iba bien. Incluso con el gol de ellos yo veía al equipo bien […] Había que ajustar ciertas cosas, sobre todo en defensa; no estábamos todo lo compactos que queríamos […] En la gestión del 2-3 nos ha faltado una madurez global […] Los detalles se nos han escapado y ahí se nos ha ido el partido”.

Sustituciones: Hervías entró -tarde- al campo por Canales (76′) para tener un añadido en defensa y una opción vertiginosa en ataque. Aunque su influencia no fue notoria, cabe mencionar que el saque de esquina del 4-3 tiene origen en un disparo desviado del canterano. Como contra el Almería, Finnbogason (81′) volvió a tener minutos (salió De la Bella) esta vez para contrarrestar el 2-3 (Moyes volvió a dibujar el 4-2-4). Poco o nada que mencionar acerca de la actuación del islandés. Markel (89′) entró al campo por el Chory.

↑ Aplauso de la semana: Creo que en líneas generales todos estuvieron por debajo del nivel que se presupone a un partido de Primera División. Podría salvar a Xabi Prieto por sus dos acciones del final (además del penalti del 2-1), pero no hubo nadie en particular que se quedara al margen por su aportación al juego.

↓ Suspenso de la semana: actuación que deja mucho que desear tanto de Pardo como Granero, siendo éste último el gran causante de varios errores del primero. En anteriores duelos se notó cierta mejora en la posesión y el manejo de los tiempos, pero lo de esta semana fue como volver a la fase cero.

Nota: todas las imágenes se pueden ampliar haciendo click (se abrirá otra pestaña)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s