Día 12: Real Madrid-Real Sociedad (4-1) o cuando el resultado importó poco

El Everton bajo la batuta de David Moyes logró ser considerado un equipo impenetrable, agresivo cuando jugaba para su gente y desagradable cuando tocaba recibirlo en casa. Pero para ello tuvo primero que crecer desde la derrota. En su primera etapa, Moyes encontró en Goodison un lugar frío, al borde de la crisis y feo para cualquier mánager. Desde el primer día hasta el último hay una sucesión de decepciones que resultaron vitales para curtir la cara exitosa del equipo toffee de los últimos 5-8 años. Por eso sus competencias se forjaron a partir del aprendizaje. La Real Sociedad se encuentra precisamente en esa fase de iniciación, en la que salir apaleado del Santiago Bernabéu entra dentro de la normalidad.

El encuentro

XI: Rulli; Elustondo, Mikel, Iñigo, Yuri; Elus, Pardo; Xabi Prieto, Granero, Canales; Vela (4-5-1)

Bajas: Carlos Martínez

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Ramos, Marcelo; Isco, Kroos, Illarramendi, James; Bale, Benzema (4-4-2)

La tarde no pudo tener mejor comienzo. Un aclarado de Xabi Prieto, Iñigo, Mikel en el primer saque de esquina del partido (min. 1) construyó el 0-1 de Aritz Elustondo. Que Isco no marcara a su hombre también tuvo algo que ver. En cualquier caso, anotar en los primeros minutos era un clavo al que la Real de Moyes sabía agarrarse (así lo hizo vs Elche, Barcelona y Athletic). La única pega es que aquello se parecía muy poco a Anoeta (escenario de anteriores victorias), y evitar una remontada en el ambiente más exigente del mundo estaba complicado. Entre que la Real se vuelve excesivamente tierna fuera de casa y que al Real Madrid le cuesta menos que a otros salvar resultados, la afición txuri-urdin apostó su esperanza en que Cristiano Ronaldo, sancionado, no estuviera en el césped.

Que James rematara y anotara la igualada en la primera llegada del partido no tuvo que gustarle mucho a Moyes. Con más razón si su golpeo fue sin oposición y entre centrales. La lástima del gol fue respondida por una media hora bastante competitiva. En esos 30 minutos podrían diferenciarse dos partes. En los primeros 15 minutos la Real mantuvo orden en sus líneas (4-4-2 con Canales y Xabi Prieto preparados para cubrir a los laterales) y logró activar a Pardo y Granero, que después de la lesión de Carlos Vela (entró Agirretxe en el 17′), el ex madridista se erigió  como la única figura capaz de verticalizar el juego donostiarra. Y una segunda fase donde el Madrid, ahogado en la salida por la lánguida versión de Asier Illarramendi (Kroos asumió todo el peso la hora de girar al equipo), volcó todo su juego en el sector izquierdo.

4-4-2 posicional en fase def

Defensa posicional realista (4-4-2)

Allí, para suplantar las ventajas que Cristiano Ronaldo genera cada fin de semana, el sistema blanco se apoyó en Marcelo, Isco y Benzema (en ese orden). Con el correr de los minutos, el lateral brasileño pasó por encima de Xabi Prieto, que utilizaba su cuerpo más para cubrir un hueco que para defenderlo. Encontrado el punto flaco, Kroos inclinó la dirección de sus pases hacia aquel carril y el Madrid empezó a llamar a la puerta del gol seriamente. Elustondo (Aritz) y Mikel González iban justos de recursos para reducir tanta cantidad de acierto y controles en ventaja. Y así, con fácil predicción, llegó el 2-1.

marcelo centra sin oposicion

acción del gol

Como vemos en las instantáneas superiores el conglomerado defensivo tampoco ayudó en exceso. El error de los medioscentros (Pardo-Elustondo), colocados en tierra de nadie, ya es un paréntesis al que estamos habituados.

Permutas Karim-Isco-Marce 1Permutas Karim-Isco-Marce 2

Permutas Karim-Isco-Marce 3

El Real Madrid, como vemos en las tres imágenes de la parte superior, consideró que debía iniciar la segunda parte de la misma forma que acabó la primera para que el rival no tuviera tiempo de solucionar sus descuidos (Canales fue sustituido por De la Bella en el descanso, pero por lesión). Por eso Gareth Bale se sumó dando apoyos constantes (tacones, fijando defensas, desmarques al espacio) y los blancos se congregaron en la izquierda para utilizar la llave final. En 15 minutos el equipo de Carlo Ancelotti completó 141 pases, la mitad de la cifra total (279) del segundo tiempo. Un acoso, seguramente evitable, pero exagerado.

141 pases en 15 minutos

El RM realizó 141 pases en un cuarto de hora (Foto: Squawka)

Los guipuzcoanos ni encontraron salida, ni supieron dar valor a ninguno de sus atacantes. Con el 3-1 de Benzema (generado en izquierda, por descontado) Markel entró por Elustondo (Aritz) y Mikel González pasó al lateral derecho para dar cabida a Elustondo (Gorka) en el centro de la defensa. Un cambio un tanto extraño porque la Real renunciaba completamente a hacer daño por el extremo derecho, convirtiendo su juego en una combinación de pases siempre en la misma zona. Previsible en todos los costados, vaya. Casillas no tuvo que ganarse el sueldo y finalmente a Karim le dio tiempo a encuadrar una obra de arte. La mejor muestra técnica de que a día de hoy esta Real, lejos de Donosti, no está en condiciones de sostener a colosos de semejante tamaño. Lo peor de la excursión en la capital española, sin embargo, no fue recibir 4 goles. El golpe más doloroso fue perder al jugador más resolutivo del plantel, a Carlos Vela, que se perdería los próximos 2 meses de competición.

Moyes: “Hemos empezado muy, muy bien. Pero hay que ver la calidad de los dos equipos. Lo que ha hecho el Real Madrid hoy nada ha tenido que ver con la Real […] No queríamos subir demasiado, queríamos tener a Granero y mantenernos unidos. Y parcialmente lo hemos conseguido. Pero no hemos tenido muchas oportunidades”.

Ancelotti: “Los toques de atención que he dado a James han sido para la parte defensiva. Tanto él, como los medios y la defensa no estaban haciendo una buena presión. El posicionamiento defensivo en el primer tiempo no era bueno […] Intentamos defender con 2 líneas de 4 y atacar con el campo más abierto. Después, de vez en cuando, sobre todo en la primera parte, hemos disfrutado mucho con el juego por la banda izquierda con Marcelo, Isco y algunas veces Benzema”.

Sustituciones: Canales por lesión dejó de jugar en el descanso (entró De la Bella y Yuri pasó a la banda). También entró Markel por Aritz Elutondo (65′). Sí es verdad que en el banquillo no hay muchas soluciones, pero lo que sufrió la Real Sociedad en la banda derecha mereció por lo menos algún que otro ajuste. Pasar a Mikel González al lateral derecho no lo fue, desde luego.

↑Aplauso de la semana: Rulli. Si no es el Real Madrid y es un equipo de media tabla, el argentino tranquilamente podría haber salvado el encuentro. Una vez más el argentino fue la nota más positiva.

↓Suspenso de la semana: no es el mejor día para criticar a los centrales, pero no podemos pasar por alto que el primer gol de James es muy evitable. Iñigo no estuvo muy exigido y por eso su partido puede pasar inadvertido, pero Mikel sí que sufrió en todas las facetas. No me olvido de la falta de intensidad del equipo en varias fases del encuentro después de haber cumplido una digna primera media hora.

Nota: todas las imágenes se pueden ampliar haciendo click (se abrirá otra pestaña)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s